• Editorial Semana

A esperar si se aprueba proyecto enmendado de estímulo económico


Por: Editorial Semana, Inc.


Tras el rechazo del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, al proyecto que otorgaría un estímulo económico de $600, el gobierno de Puerto Rico esperaba por la posible aprobación de un proyecto enmendado por el Congreso, a tono con las exigencias de Trump.


El secretario de Hacienda (DH), Francisco Parés Alicea, había anticipado en entrevista radial (WIAC) que el pago del nuevo estímulo sería “más rápido” que el anterior de $1,200, aunque el plan que deberían presentar al Departamento del Tesoro federal para su distribución pudiera tomarse “entre unas o cuatro semanas”.


La Cámara y el Senado federal aprobaron el nuevo paquete de estímulo económico por $900,000 para paliar los efectos provocados por la pandemia del COVID-19. Sin embargom Trump rechazó el mismo por varias razones, empezando porque se reduce de $1,200 a $600 dólares los pagos directos a los ciudadanos, que además hubieran recibido $600 dólares por cada hijo menor de edad si su salario base es $75,000 o menos. La medida incluía además $300 semanales por desempleo, los cuales estarían disponibles hasta marzo de 2021.


Trump afirmó que el paquete “realmente es una vergüenza” e instó al Congreso a enmendar el proyecto para aumentar a $2,000 el estímulo básico a los ciudadanos, insistiendo en que en lugar de designar dinero para ayuda a otros países debería aumentarse la ayuda a ser distribuida entre los ciudadanos.


Y es que el paquete de medidas está vinculado a un proyecto de ley de gastos del gobierno mucho más abarcador, que incluye financiamiento de ayuda extranjera, al igual que una medida de gasto de $1.4 billones dirigida a financiar agencias federales durante los próximos nueve meses y evitar así un cierre. La negativa del presidente podría provocar que las agencias tuvieran que cerrar.


Trump cuestionó los $85.5 millones de asistencia para Camboya, $25 millones para programas de democracia y género en Pakistán, $505 millones de dólares para distribuir entre Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, $134 millones para Birmania y $1,300 millones para Egipto y el ejército egipcio, que mayormente se usaría para adquirir equipamiento militar ruso.


“Le estoy pidiendo al Congreso que enmiende este proyecto de ley y aumente los ridículamente bajos $ 600 a $ 2,000 o $ 4,000 para una pareja”, dijo en tono enérgico el presidente Trump.


El líder de la minoría demócrata en el Senado estadounidense Charles Schumer favoreció una propuesta presentada por sus correligionarias congresistas Alexandria Ocasio-Cortez y Rashida Tlaib para modificar de $600 a $2,000 las cifras de los cheques de asistencia, invitando al líder republicano en el Senado Mitch McConell: “No nos atasquemos con desviaciones ideológicas y artículos no relacionados y ¡HAGAMOS ESTO! El pueblo estadounidense se lo merece”.


Por su parte, la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi afirmó que los republicanos nunca hicieron claro qué candidad estaba dispuesta a dar el presidente saliente. “Finalmente ha aceptado $2,000 dólares. Los demócratas estamos listos para llevar esto esta semana a la Cámara por consentimiento unánime. ¡Hagámoslo!”