• Editorial Semana

A seis días de las elecciones


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


A seis días de las elecciones vivimos una experiencia muy distinta a lo acostumbrado en un periodo como este en cuatrienios anteriores. La pandemia, ha modificado nuestro diario vivir y ante esto las campañas políticas, no son la excepción. Las caravanas han sido de lo poco que se ha mantenido, pues permiten que un grupo familiar o cercano salgan en su auto, a manifestar el respaldo a los candidatos a quienes apoyan, pudiendo mantener el distanciamiento tan necesario en estos momentos. En un país donde la política parecía un deporte nacional, sin duda que hay quien diga que sienten las elecciones sosas, porque no se parecen a lo que veíamos antes.


El encierro y el distanciamiento que nos requrió la pandemia, limitó en cierto modo el bombardeo que teníamos antes de ruidos, luchas e insultos en las campañas que sin duda, era algo que se observaba que el pueblo estaba comenzando a rechazar. Si en el asunto de la pandemia buscamos el lado positivo, debemos reconocer que ayudó a controlar en algo, a esas campañas millonarias que ya hemos visto el resultado que dejan y cómo promueven la corrupción.


Mientras a seis días de las elecciones son las entrevistas radiales, reportajes en periodicos y redes sociales, las que nos acercan al tema de las elecciones que se aproximan, por otro lado, enfrentamos a un país en descontrol. El crímen y las muertes, producto del narcotráfico son la orden del día, cuarteles cerrados unos y casi vacios otros, si la gente tiene o no trabajo ya no se comenta, el pequeño comerciante haciendo de tripas corazones pues mientras a las grandes cadenas le ponen solo algunos controles.


A seis días de las elecciones quienes aspiran deben recordar, que quien salga electo recibirá un país en quiebra, en el que se nos habla de millones que llegarán, para la llamada reconstrucción de lo que el huracán nos afectó. Pero lo que no nos dicen es, que todos esos fondos llegan por reembolso, lo que quiere decir, que hay que pagar primero y despues solicitar el reembolso. Y yo me pregunto y de dónde saldrán esos miles de millones que hay primero que pagar para que luego de los puedan reembolsar?. En un país en quiebra como esto se logrará, me lo pregunto.


A seis días de las elecciones nos dicen que las escuelas este semestre no abrirán, alegando que las mismas no están listas para iniciar. Y dónde ha estado todo ese personal que debió estar trabajando para el mantenimiento y preparación de las escuelas? Si han pasado siete meses que debieron haber estado trabajando. Una Agencia tan grande y compleja a caso no pudo hacer varias cosas a la misma vez? O a caso es una estrategia dejar al gobierno entrante esta ardua e importante tarea?. Si las escuelas no pueden abrir por el estatus de la pandemia se entiende, pero porque no estén listas, no debe ser.


Es un deber ciudadano salir a votar con responsabilidad y compromiso cívico, recordando que a quien le confiemos tan importante labor, le confiamos la esperanza de un país socialmente convulso, en proceso de recuperación de terremotos, temblores y pandemia. Un país con pocos niños naciendo y con viejos que atender y hacerle espacios, en busca de oportunidades para los jóvenes y en espera siempre de un nuevo manecer. A seis días de las elecciones invito a la reflexión y a orar por este pueblo que va a tomar tan importante decision.