• Editorial Semana

Aboga por nueva política pública sobre los estorbos públicos


Por: Editorial Semana, Inc.


El Alcalde de Caguas William Miranda Torres hizo un llamado a la Asamblea Legislativa para que se enmiende el Código Municipal con el propósito de agilizar los procesos de disponer de una propiedad o solar luego de ser declarado estorbo público.


“Hacemos un llamado a todas las delegaciones en Cámara y Senado a aunar esfuerzos y buscar las avenidas de consenso para que en su momento se pueda atender legislativamente el tema de los estorbos públicos en Puerto Rico y así evitar que las calles y sectores en el país se sigan convirtiendo en avenidas fantasmas” sostuvo Miranda Torres, quien enfatizó es un tema que afecta a todos los municipios en el país.


Miranda Torres propuso que los estorbos públicos se categoricen con el propósito de viabilizar el manejo y disposición de casos donde no existen herederos, o cuando no se conoce titular por un largo periodo de tiempo, de manera que el inmueble pueda retornar a su uso productivo de forma expedita legalmente. Explicó que su administración ha estado estudiando junto al representante Héctor Ferrer Santiago vienen posibles alternativas para enmendar el Código Municipal, que actualmente se aplica de igual forma a todos los estorbos públicos, pese a que no todos son iguales, y tienen particularidades diferentes. A manera de ejemplo sostuvo, hipotéticamente hablando, el caso de un solar abandonado por 40 años y sin herederos titulares. Un caso así, según puntualizó, no debe ser manejado de manera similar a una unidad de vivienda abandonada por unos herederos en disputa. Añadió que, de igual forma, una propiedad abandonada por los herederos ante un proceso de “reverse mortgage” tiene otros elementos que hacen muy difícil el que se pueda atender de forma inmediata su particularidad.


Otro elemento que a su juicio se debe atender por legislación es el de la las propiedades que están abandonadas y tienen elementos culturales e históricos en los cascos urbanos.


“En Puerto Rico hay propiedades de principio del siglo pasado donde las restricciones de manejo por sus rasgos arquitectónicos hacen difícil a herederos y titulares su reparación y/o disposición, por lo que este tipo de estructuras podrían estar perpetuamente en una condición de desuso, convirtiéndose así por definición en estorbo público. Este tipo de estructuras abandonadas y en franco deterioro deben ser atendidas con alguna legislación especial” indicó .


El alcalde exhortó al sector privado de la banca a estar vigilante y no descuidar el mantenimiento de sus propiedades reposeíidas en los procesos de reclamaciones del seguro hipotecario de HUD y/o los procesos de lanzamientos por medio de los Alguaciles de los tribunales locales.


Mientras esos procesos se llevan a cabo, los cuales sabemos toman tiempo, hay la responsabilidad de atender sin