• Editorial Semana

Administración Municipal de Caguas amplía servicios para personas sin hogar

Por: Editorial Semana, Inc.


En lo que constituye una ayuda adicional a las que ya se ofrecen a la población de personas sin hogar, la Administración Municipal de Caguas ofrecerá servicios para prevenir, preparar y asistir a personas o familias sin hogar, También para quienes se exponen a perder la vivienda en la que pagan alquiler a causa de la pandemia del coronavirus (COVID-19).


Esta ayuda es posible gracias a una asignación de $1,175,301 de la Oficina de Vivienda Federal (HUD) al municipio. Estos fondos especiales fueron asignados bajo el Cares Act Public Law 116-1136 y se identifican como ESG-COVID.


La Administración Municipal, a través del Departamento de Vivienda Municipal, identificó varias organizaciones que prestan servicios a esta población, entre ellas SANOS, FUNDESCO y GUARABI. Los fondos se estarán utilizando, entre otros fines, para mejorar las facilidades que proveen servicios de albergues y de alcance comunitario que atienden a las personas sin hogar proveyendo recursos para la prevención de contagio, asistencia médica y psicosocial. Además de atender a mujeres sin hogar víctimas de violencia doméstica.


“Esta asignación de fondos viene a complementar los servicios que brindamos diariamente a la población de personas sin hogar. La Administración Municipal de Caguas cuenta con un plan colaborativo junto a la Corporación SANOS y a otras organizaciones para la atención de personas sin hogar. Este plan atiende integralmente a esta población con servicios de alcance comunitario que incluyen atención médica y de salud mental, apoyo para que obtengan sus documentos personales y referidos a otras organizaciones de servicio.

Asimismo, aquellos que requieren servicios para uso de sustancias pueden tener opciones de tratamiento asistido con medicación”, explicó el alcalde de Caguas, William Miranda Torres.

Aprovechó además para solicitar las medidas básicas patronales para todos los empleados escolares, incluyendo los trabajadores sociales escolares. “No se deben minimizar y manejar de forma liviana las condiciones laborales de nuestros profesionales, en tanto que en la medida que no se aseguren asuntos de salud y seguridad como el Colegio ha exigido al Gobierno desde el 2017, estamos también violentando y precarizando los servicios de calidad que merecen nuestra niñez y juventud”, añadió.


Finalmente, exigió respuestas transparentes y viables por el Departamento de Educación, ya que “se nos va la vida sin asumir la responsabilidad de ofrecer el acceso a la educación, derecho constitucional de la ciudadanía, y el apoyo que requieren nuestras familias en este proceso, sin incurrir en ubicar a los profesionales del trabajo social escolar en la situación de defender sus condiciones laborales”.