top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Alcalde de Juncos se une a los reclamos contra LUMA



Alfredo “Papo” Alejandro Carrión alcalde de Juncos

Redacción Editorial Semana


El alcalde de Juncos, Alfredo “Papo” Alejandro Carrión expresó la inconformidad de su pueblo junqueño ante los incesantes apagones eléctricos y las constantes quejas que se reciben a diario por la falta de este servicio esencial.


“En los 24 años que llevo como alcalde, nunca había recibido tantas quejas sobre la luz. No pasan dos días sin que recibamos un reclamo de la ciudadanía debido a esta situación. Lo más alarmante es que estamos en plena temporada de huracanes y son miles de residentes los que pasan necesidades, entre ellos; niños, enfermos, encamados y personas de la tercera edad que dependen de la electricidad para su cuidado”, sentenció.


Según expresó, “son muchos los barrios y sectores que carecen del servicio y regularmente tarda días en restablecerse. Es una situación frustrante y alarmante que viven los ciudadanos atravesando necesidades por no contar con un servicio eficiente”.


El alcalde denunció que, a pesar de mantener una comunicación fluida con los representantes de LUMA, las soluciones ofrecidas no han sido adecuadas. Mientras tanto, los habitantes de Juncos se ven obligados a vivir sin electricidad por períodos prolongados, lo que enfatizó perjudica gravemente su calidad de vida.


“Ante esta situación, yo, como portavoz de mi pueblo sigo abogando y dando la cara para que logremos soluciones y tengamos un servicio eléctrico estable en nuestra ciudad”, puntualizó el alcalde junqueño.


Alejandro Carrión participó de una reunión convocada por el presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, Luis Javier Hernández Ortiz, donde los primeros ejecutivos municipales trataron “primordialmente el tema de LUMA Energy, sobre todo lo relacionado a los constantes problemas de apagones, fluctuaciones de voltaje, falta de poda y desganche, así como sustitución de luminarias públicas”. En el cónclave, además de Alejandro Carrión, participó una veintena de alcaldes, incluyendo varios de la zona centro oriental, como Ángel David Concepción, de Cidra y Miraidaliz Rosario Pagán, alcaldesa de Naguabo.


Hernández Ortiz recalcó que aún espera por que LUMA le indique quién será la persona contacto en la eventual activación del plan de emergencias.


El lunes hubo una reunión en la sede de LUMA Energy, donde fueron citados varios alcaldes por región, y el consenso de los que asistieron es que nuevamente falta información clara y nombres se las personas encargadas de las regiones.


El reclamo de los alcaldes fue formalizado mediante una resolución donde se comunica que no asistirán a la reunión con LUMA Energy, hasta que la compañía les brinde el nombre específico de las personas encargadas de ejecutar los planes de emergencias a nivel central y la comunicación con la regiones a nivel municipal. Sobre este particular, el alcalde de Juncos expresó: “Los alcaldes necesitamos soluciones concretas y rápidas, no más reuniones sin resultados”.


En la resolución se resuelve (1) Exigir LUMA Energy que establezca un punto de contacto específico para la gestión de emergencias, disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con el objetivo de atender de manera inmediata y efectiva cualquier incidente que afecte la provisión de servicios eléctricos. (2) Demandar que en cada región haya un punto de contacto designado para facilitar la comunicación y coordinación con las autoridades locales y municipales, asegurando así una respuesta más rápida y coordinada ante cualquier eventualidad. (3) Rechazar enérgicamente cualquier aumento en las facturas eléctricas según el plan de ajuste de la deuda, por considerarlo insostenible para la economía y el bienestar del pueblo. (4) Oponernos al aumento en las facturas por daños a enseres eléctricos debido a fallas en el servicio, aunque se respalda la compensación por los enseres dañados sin que esto resulte en un aumento en la factura. (5) Establecer que LUMA Energy deberá presentar, en un plazo no mayor a 30 días, un plan detallado de mejoras a la infraestructura y servicios eléctricos que garantice una mayor estabilidad y calidad en la provisión de energía. (6) Solicitar a LUMA Energy que, en un plazo máximo de 15 días, establezca los puntos de contacto regionales y de emergencia mencionados anteriormente, proporcionando información clara y accesible para todos los ciudadanos.


“Si en el término de treinta (30) días no tenemos respuesta adecuada, vamos a elevar esta situación a nivel de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) y de la secretaria Granholm del Departamento de Energía Federal”, finalizó Luis Javier Hernández.

5 visualizaciones

Comments


bottom of page