Almacenamiento seguro del agua en caso de racionamiento

Por: Editorial Semana


Ante la posibilidad de un racionamiento de agua en algunas zonas de Puerto Rico a raíz de la sequía, algunos ciudadanos se están preparando para el almacenamiento de la misma. Este almacenamiento de agua debe hacerse de manera responsable para atender las necesidades de consumo en los hogares, para evitar que se dañe o contamine y para cumplir con las medidas sanitarias ante la alerta por el COVID-19.


Si el agua no se envasa de la forma correcta, puede resultar en múltiples riesgos para la salud. Para evitar estas situaciones, existen varios métodos que podemos aplicar en el hogar. Ante este posible panorama, los centros de salud 330 NeoMed Center comparten las siguientes medidas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) relacionadas con la limpieza y preparación de recipientes personales para almacenar agua.


Antes de llenarlos con agua segura de consumir, tome las siguientes medidas para limpiar y desinfectar los recipientes de almacenamiento:


1. Lávase las manos antes de recolectar agua. También debe hacerlo antes de sacar el agua del recipiente donde la almacena.

2. Lave el recipiente con agua y jabón de lavar platos y enjuáguelo por completo con agua limpia.

3. Desinfecte el recipiente al añadir una solución compuesta de 1 cucharadita de cloro líquido sin aroma de uso doméstico disuelto en un cuarto de galón de agua.

4. Cubra el recipiente y agítelo bien para que la solución desinfectante con cloro toque todas las superficies interiores del recipiente.

5. Espere al menos 30 segundos y vierta la solución desinfectante fuera del recipiente.

6. Deje que el recipiente vacío y desinfectado se seque al aire antes de usarlo o enjuáguelo con agua limpia y segura que tenga disponible de antemano.


Es importante que el recipiente tenga una tapa que pueda cerrarse completamente y que esté hecho de un material durable. No se recomienda envases de metal ni recipientes de alguna sustancia tóxica líquida o sólida como cloro, un pesticida, entre otros. En cuanto al almacenamiento del agua segura en un recipiente, los CDC aconsejan:


• Coloque en el recipiente una etiqueta que diga “agua potable” e incluya la fecha.

• Reemplace el agua almacenada cada seis meses.

• Mantenga el agua almacenada en un lugar con una temperatura fresca relativamente constante (50 a 70 °F).

• No guarde los recipientes con agua en un lugar donde les dé directamente la luz del sol.

• No guarde los recipientes con agua cerca de sustancias tóxicas como gasolina o pesticidas.


En el caso de los tanques para el almacenamiento del agua se debe considerar una instalación que contenga su sistema completo para filtrar y bombear el agua y que esté a cargo de un experto en la instalación de este tipo de artefacto para evitar problemas en el futuro.


Para más información se pueden comunicar al (787)737-2311 o al (787)737-5373. También pueden acceder al portal www.neomedcenter.org y su página de Facebook: @NeomedCenterInc. Además, puede visitar la página www.cdc.gov.