top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Amplio apoyo para transición del PAN al SNAP




Por: Jennifer González-Colón


En días recientes defendí ante el Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes federal que Puerto Rico tenga acceso a más recursos para la compra de alimentos cambiando del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) al Programa de Asistencia Nutricional Suplementario (SNAP).


El SNAP garantizaría que los ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico, al igual de los que viven en los 50 estados, DC, las Islas Vírgenes y Guam, reciban el apoyo adecuado cuando necesiten asistencia para cubrir sus gastos alimentarios. SNAP también tiene herramientas integradas para impulsar la economía, como requisitos laborales. Se estima que, si Puerto Rico estuviera incluido en SNAP y por lo tanto cumpliera con los requisitos laborales, aproximadamente 266,000 residentes se incorporarían a la fuerza laboral. Estas son cifras significativas que muestran por qué existe un amplio apoyo, tanto del sector público como del privado, para la transición del PAN al SNAP, una herramienta para salir de la pobreza.


La vista fue presidida por el congresista Glenn “GT” Thompson, quien vino a Puerto Rico, a invitación mía para que conociera de primera mano la importancia para la isla del cambio del PAN al SNAP y que esta transición fuera parte de la Ley Agrícola que se aprueba cada 5 años por el Congreso. En aquella ocasión organicé una reunión con representantes de distintos sectores de la industria de alimentos, recorrido por fincas, reuniones con agricultores, visitas a oficinas regionales de gobierno y comercios.


El PAN es un programa de subvenciones en bloque con límite máximo financiado cada año por el Congreso, los recipientes de este beneficio que residen en Puerto Rico reciben menos beneficios en comparación con sus homólogos que reciben SNAP. Además, se depende del Congreso para asignar fondos de emergencia adicionales a través de legislación complementaria en caso de un desastre natural u otras emergencias nacionales.Expliqué que el PAN desafía el ritmo de respuesta sobre el terreno y produce incertidumbre, ya que los funcionarios de las agencias estatales y los residentes de la isla desconocen qué recursos de desastre, si los hay, estarán disponibles cuando sea necesario.


A principios de este año, presenté una legislación para lograr la participación en SNAP: H.R. 253, la Ley de Equidad en la Asistencia Nutricional de Puerto Rico. Este proyecto de ley es bipartidista, bicameral y cuenta con el apoyo de todas las partes interesadas de la Isla. Apoya la transición y el tiempo necesario para que tanto Puerto Rico como el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) lleven a cabo este cambio en pleno cumplimiento de los requisitos programáticos del SNAP.


“El PAN es uno de los principales programas a los que recurren los residentes del territorio cuando hay una crisis económica o una emergencia, lo que afecta sus horas de trabajo y sus medios de vida y, sin embargo, se ven defraudados en comparación con sus contrapartes de SNAP. Señor presidente Thompson y Ranking Member Scott, los insto a aprovechar la oportunidad que brinda la próxima Ley Agrícola para atender este tema y apoyar una mayor asistencia nutricional y seguridad para Puerto Rico”, abogué ante el comité.


3 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page