• Editorial Semana

Analizan impacto pandemia COVID-19 en pacientes con condiciones subyacentes

Por: Editorial Semana, Inc.


Un año después de los confinamientos en todo el mundo por el COVID-19, un panel médico analizó el impacto de la pandemia en pacientes con condiciones subyacentes y la necesidad de priorizar las enfermedades crónicas en el futuro. Esto, luego de un diálogo virtual entre el Consejo Empresarial para el Entendimiento Internacional (BCIU) y Viatris (NASDAQ: VTRS), después de las Reuniones de Primavera de 2021 del Grupo Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, efectuado el 21 de abril.


El diálogo, titulado: Investing in the Patient Journey: NCDs and COVID-19 beyond the Pandemic (Invertir en el proceso del paciente: las enfermedades no transmisibles (ENT) y la COVID-19 más allá de la pandemia), contó con intervenciones de figuras allegadas a sectores públicos y privados y líderes mundiales en salud, para destacar que el COVID-19 puso a prueba los sistemas de salud. Además, los pacientes con ENT enfrentaron doble carga en la prestación de servicios y tratamientos para sus condiciones subyacentes, por su exposición a mayores riesgos de complicaciones relacionadas con el COVID-19.


La sesión fue moderada por la periodista Michelle Kosinski, con discurso de apertura a cargo del Dr. Jeremy Veillard, especialista sénior en salud para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, y participaciones adicionales de: el Sr. Menassie Taddese, presidente de Mercados Emergentes de Viatris; la Sra. Helen McGuire, líder del Programa Global de Enfermedades no Transmisibles de PATH; el Sr. Praveen Pardeshi, coordinador del Programa Global de The Defeat-NCD Partnership del Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR); la Dra. Linda Bedran, directora de Asuntos Corporativos para Mercados Emergentes de Viatris; y el Sr. Kawaldip Sehmi, director ejecutivo de la Alianza Internacional de Organizaciones de Pacientes (IAPO).


Peter Tichansky, presidente y director ejecutivo del BCIU y panelista participante, subrayó que invertir en la infraestructura médica amplía el acceso a la prestación de servicios para las personas que más lo necesitan, como quienes tienen mayor riesgo de padecer complicaciones graves del COVID-19.


De otro lado, Menassie Taddese, presidente de Mercados Emergentes de Viatris, observó que las presiones causadas por la pandemia han interrumpido y retrasado los diagnósticos y tratamientos de muchas personas con enfermedades no transmisibles (ENT). Precisó que estas personas “corren un mayor riesgo de contraer enfermedades graves relacionadas con el COVID-19 y morir, en función de cuatro enfermedades no transmisibles fundamentales y cinco factores de riesgo de dichas enfermedades”.


Taddese destacó que a través de sólidas alianzas con gobiernos locales, instituciones de salud y ONG podemos desempeñar un papel efectivo para mejorar el proceso de un paciente y sus vías de tratamiento a corto y largo plazo, lo que también incluye sus planes de prevención”.