top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Aniversario 128 de la bandera puertorriqueña




Por: Prof. Luis Dómenech Sepúlveda


“Cualquier trapo puede servir de bandera. Lo importante es la independencia” (Ramón Emeterio Betances)


Para entender la importancia y significado de la bandera puertorriqueña en ocasión de su Aniversario 128 (22 de diciembre de 1895-2023), qué mejor momento que evocar el testimonio de la arecibeña, Dominga Cruz Becerril, mientras era procesada y encarcelada por las autoridades federales por su participación en la deleznable Masacre de Ponce el 21 de marzo de 1937, y cito: “Cuando me tocó declarar, yo le dije al Sr. Hayes que recogí la bandera a mi paso. Entonces él dijo: y ¿por qué usted, en peligro de muerte, recogió esa bandera en vez de irse a salvar su vida? Y yo le contesté: porque mi maestro me enseñó que la bandera de la Patria nunca debe caer al suelo. Y él me preguntó: y ¿Quién es su maestro? Yo le respondí: Pedro Albizu Campos”.


Como dato histórico, la primera bandera que flotó sobre suelo puertorriqueño fue la bandera náutica de Cristóbal Colón a su arribo a Borikén el 19 de noviembre de 1493. La misma consistía de un fondo blanco con una cruz verde en el centro y las letras F y Y en representación de los reyes de España, Fernando e Isabel. Posteriormente, en 1508, Juan Ponce de León enarboló la Cruz de Borgoña, bandera representativa de las tropas imperiales conjuntamente con la bandera oficial de España la cual flotaba en todos los territorios conquistados en América por los colonizadores españoles.


En 1868, el Dr. Ramón Emeterio Betances, Padre de la Patria, encomendó a Mariana Bracetti (Brazo de oro) la tarea de bordar la primera bandera puertorriqueña inspirada en la enseña dominicana. La misma fue enarbolada durante el heroico Grito de Lares el 23 de septiembre de 1868. Más de 500 patriotas puertorriqueños fueron encarcelados y torturados como resultado de la insurrección de Lares.


Durante la década de 1890, mientras el Apóstol José Martí organizaba en Nueva York una expedición revolucionaria de patriotas cubanos y puertorriqueños para luchar por la independencia de Cuba y Puerto Rico, surgió la iniciativa (1892) de invertir la bandera de Cuba como enseña de los puertorriqueños. La misma fue aprobada y enarbolada por primera vez en ocasión de una Asamblea de independentistas puertorriqueños celebrada en el Chimney Hall de Nueva York el 22 de diciembre de 1895. Posteriormente, en 1897, nuestra bandera tuvo su primera exposición en suelo puertorriqueño en ocasión de la “Intentona de Yauco”, última sublevación patriótica contra España antes de la conquista estadounidense. La misma fue dirigida por el patriota, José Maldonado, alias, Águila Blanca.


Lamentablemente, existen discrepancias históricas en cuanto a la verdadera paternidad de nuestra bandera ‘monoestrellada’. Algunos historiadores se inclinan por Roberto H. Todd; otros por Antonio Vélez Alvarado, Manuel Besosa, Pachín Marín, Juan de Mata Terreforte e incluso, por Lola Rodríguez de Tió.


Aunque proscrita por EEUU en 1898 por subversiva, a partir de 1930, Albizu Campos y el Partido Nacionalista Puertorriqueño la adoptaron como nuestra enseña nacional.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page