Anticipan diversidad en próxima legislatura pudiera resultar en una democratización de los cuerpos


Por: Editorial Semana, Inc.


El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) describió como “positiva la diversidad que se reflejará en las cámaras legislativas”, tras los resultados de las elecciones generales del pasado 3 de noviembre. Según afirmaron, esta diversidad “pudiera resultar en una democratización de esos cuerpos”.


“Resulta esperanzador que el 29% del electorado haya votado por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y por el (MVC), es decir, en contra de los partidos que se han alternado en la administración colonial desde 1968, con los resultados que conocemos. Podemos marcar esta elección de 2020 como el principio del fin del bipartidismo”, indicó en declaraciones escritas el MINH, que tiene como copresidentes a Wilma E. Reverón Collazo, José “Tato” Rivera Santana y Francisco Santana.


“Estamos, además, esperanzados en que las delegaciones del PIP y el MVC puedan coordinar esfuerzos para impulsar legislación favorable e impostergable para el pueblo puertorriqueño y para enfrentar la agenda de austeridad de la Junta de Control Fiscal y sus imposiciones perversas” añadieron al asegurar que los resultados de las elecciones “representan y confirman un cambio político de alcance profundo para el presente y futuro de nuestra lucha por la descolonización e independencia y por la transformación económica y social de nuestra Patria”.


El MINH evaluó la coyuntura política de cara al evento electoral y el referéndum sobre la Estadidad y asumió la postura de llamar a votar por el candidato a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, y por los candidatos y candidatas de ese partido y del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) en las papeletas legislativa y municipal. Además, hizo un llamado vehemente a no votar por ninguno de los candidatos del Partido Popular Democrático (PPD), el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Proyecto Dignidad (PD).

En cuanto al referéndum, desde un prinicipio hicieron clara su posición de llamar a votar No a la estadidad y participar activamente junto a otras organizaciones y sectores en los esfuerzos hacia ese propósito.


Además de celebrar el masivo respaldo obtenido por Santiago en el Senado y la entrada de candidatos del MVC en Cámara y Senado, el MINH dijo reconocer “la importancia que reviste para nuestra lucha de independencia los resultados electorales obtenidos por el PIP”.

Destacó que el candidato a la gobernación del PIP multiplicó por 7 los votos de esa colectividad en comparación con las elecciones de 2016 y multiplicó por 3 los votos íntegros.

“Sin duda, el PIP alcanzó importantes metas electorales: la inscripción del partido, aumentar sus votos a niveles históricos (solo superados por los obtenidos en 1952) y elegir a su candidato y candidata por acumulación a la Cámara de Representante y al Senado.

Igualmente, valoramos como un resultado altamente positivo los logros electorales del MVC, organización que con un programa de avanzada logró también alcanzar las metas que se propuso electoralmente al quedar inscrito, colocarse como la tercera fuerza electoral del país en su primera participación en las elecciones, así como elegir al menos, cuatro legisladores/as, dos senadores por acumulación y dos representantes por acumulación así como múltiples legisladores municipales. Nos complace ver representantes de importantes luchas sociales entre las personas electas, como Rafael Bernabe, Ana Irma Rivera Lassén y Mariana Nogales, entre otros”, enfatizaron.


Sobre los resultados del referéndum de la estadidad indicaron que representan una derrota para el movimiento anexionista.


“El apoyo a la estadidad ha llegado a su nivel más bajo en esta década. De un 61.1% que obtuvo en el 2012 y un alegado 97% en 2017, ahora se reduce a 50.5% cuando se consideran las papeletas echadas en blanco. Poco le sirvió al PNP contar a su favor con una ley amañada, claramente diseñada para favorecer el voto por la anexión y de lanzar, además, una campaña de miedo y mentiras. El liderato anexionista escogió el terreno de juego e impuso las reglas para torcer los resultados y NO lo logró”.