• Editorial Semana

Anuncian nuevas restricciones para visitantes en el Aeropuerto Luis Muñoz Marín


Todo viajero que llegue a la Isla deberá que someterse a una prueba.

Por: Editorial Semana


La gobernadora, Wanda Vázquez Garced, dio a conocer que impondrá más rigurosidad en la toma de pruebas de COVID-19 para todos los viajeros que acudan a la Isla. Las nuevas directrices serán incorporadas a la próxima orden ejecutiva.


“Sí, sin duda estamos trabajando en unas medidas un poco más rigurosas para la entrada de turistas, pasajeros, no solamente de residentes, sino que a las personas que vengan debido a la apertura de Puerto Rico, lo vamos a anunciar probablemente en la próxima orden ejecutiva”, señaló en un intercambio con periodistas.


Explicó que todo viajero deberá que someterse a una prueba, a menos que muestre el resultado de una prueba negativa a la que se haya sometido.


“Nosotros nos vamos a asegurar que las personas que lleguen a Puerto Rico puedan aportar, quizás un resultado negativo molecular o de lo contrario, una vez entre a Puerto Rico tiene que saber que se tiene que someter a la prueba o de lo contrario, no puede estar en la libre exposición si no se hace la prueba”, añadió.


Al ser cuestionada si el gobierno ejecutivo tiene la autoridad para obligar a los viajeros a someterse a una prueba de coronavirus, que actualmente se lleva a cabo de manera voluntaria, explicó que esa facultad la tiene el Departamento de Salud y su secretario, Lorenzo González.


“El Departamento de Salud tiene toda la facultad del mundo para establecer el secretario, las medidas de protección a la población y son implementadas a través de una orden ejecutiva que como ustedes saben, estamos en medio de una emergencia, la estamos manejando y las ordenes ejecutivas corresponden a como si fuera en ley”, señaló Vázquez Garced.


Las expresiones de la gobernadora se dieron posterior al anuncio, junto a varios alcaldes, de la asignación de fondos para revitalizar los cascos urbanos en algunos municipios.


Según había advertido el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), el aumento de casos de COVID-19 en las zonas donde residen más puertorriqueños en Estados Unidos, sumado al histórico tránsito de personas que llegan desde estos lugares a través del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín en Carolina, podrían ser una vía franca para el contagio de este virus en Puerto Rico. La información fue suministrada al CPI por expertos en epidemiología, salud pública e infecciones.


Al examinar los datos en las áreas de mayor contagio de COVID-19 en Estados Unidos, surge que Nueva York, New Jersey y Florida están en los primeros 10 lugares de propagación del virus. Estos tres estados son los que mayor población de puertorriqueños tienen, de acuerdo a datos de 2018 del Censo. En un análisis realizado en marzo por el CPI, la mayoría de los vuelos que llegaron por el aeropuerto entre 8 y 17 de marzo provenían de estos estados. Todo apunta a que esa tendencia se ha mantenido. Precisamente, el primer caso sospechoso en la Isla se reportó el 8 de marzo.


Para el martes, 23 de junio, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) había reportado un total de 2,302,288 casos en el territorio continental de la nación, con 26,643 nuevos casos y un total de 120,333 muertes, 410 nuevas.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png