top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Aseguran nuevo patrón de tránsito debajo del puente de la PR-30 en Gurabo será más seguro


Redacción Editorial Semana, Inc.

redaccion@periodicolasemana.net


La Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) implantó el lunes, en una fase de prueba, un nuevo patrón de tránsito en los carriles debajo del puente entre las carreteras PR-30 y PR-189 en Gurabo, con el modelo de diamante divergente (DDI, por sus siglas en inglés). Aunque es la primera vez que se implanta en Puerto Rico, este formato se ha utilizado con éxito desde hace más de diez años en otras jurisdicciones de Estados Unidos, según indicó el director de la ACT, Edwin González Montalvo.


Muchos ciudadanos han expresado preocupación por estos cambios geométricos en la carretera, ante la posibilidad de accidentes en la zona, pero el funcionario señaló que los mismos, con los que se busca disminuir el tráfico en la zona, la hacen menos propensa a accidentes. Según indicó, este formato provee mayor seguridad, reduciendo de 26 a 14 los puntos de conflictos en las intersecciones donde coinciden dos o más trayectorias de vehículos y peatones.


De acuerdo a la ACT, este proyecto traerá beneficios como la reducción en los puntos de conflictos entre vehículos y en el número de colisiones en la intersección, así como eficiencia operacional en la estructuración de carriles y de la infraestructura para operar con interrupciones eléctricas.


Aunque se abrió al tránsito el nuevo flujo vehicular con señalizaciones, con miras a que los conductores se vayan acostumbrando al mismo, se espera que la inauguración oficial sea a finales de este mes de junio. La apertura al tránsito en la intersección en cuestión es una de las fases del proyecto. Aún falta culminar la etapa final del mismo, donde se está completando la construcción de una serie de isletas y se colocarán semáforos solares. Mientras tanto, la ACT está en un período de orientación a la ciudadanía.


Con estos cambios geométricos, los ciudadanos que se dirijan por la PR-189 de Navarro hacia Caguas, deberán moverse hacia los carriles de la izquierda, lo que hace posible que aquellos que accesen la PR-30 para dirigirse a Humacao, no tengan que esperar ningún otro semáforo.


De igual manera, en el sentido contrario, los que conduzcan de Caguas por la PR-189 tendrán que esperar otro semáforo una vez hayan accesado por debajo del puente para subir a la PR-30 hacia Caguas. Mientras, los que transiten por la PR-30 no tendrán que tomar semáforos para virar en “U”.


El costo de la obra fue de más de $16 millones, que incluye los trabajos de expansión del puente de la PR-30 en Caguas.


Por su parte la alcaldesa de Gurabo, Rosachely Rivera Santana describió como innovador el nuevo patrón de tránsito implantado en la intersección de la PR-30 con la PR-189 en su pueblo, bajo el modelo de Diamante Divergente. Sin embargo, afirmó que el mismo no acabaría con los tapones.


“Es algo innovador, porque es la primera vez que se establece en Puerto Rico, pero no creo que se vaya a eliminar los tapones. Va a agilizar un poco mas el transito, específicamente en el área de la PR-189, pero eliminarlo imposible.


Indicó que esa área es transitada por una gran cantidad de personas, especialmente en épocas en que hay clases en las escuelas.


“Cuando el trafico se incremente una vez comience el año escolar en agosto, habría que establecer unos acuerdos de como se va a trabajar. La educación a la gente y el proceso de adaptación a este cambio es lo mas importante en este proceso”, aseguró.


75 visualizaciones

コメント


bottom of page