Asignación de $107 millones para hospitales, pruebas de Covid-19 y contra la violencia de género


Por: Editorial Semana, Inc.


El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, anunció hoy la asignación de $107 millones provenientes de los fondos de la Ley Cares (CRF, por sus siglas en inglés) destinados en su mayoría, para que hospitales públicos y privados y otros centros de salud elegibles puedan adquirir equipos, realizar mejoras temporeras y emitir pagos por riesgos asumidos, entre otros gastos relacionados a la pandemia del Covid-19.


La asignación de $75 millones para hospitales y otros centros de salud elegibles se distribuiría a través de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF) mediante un panel compuesto por el Departamento de Salud, la Administración de Seguros de Salud del Gobierno de Puerto Rico (ASES), la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), el Departamento de Hacienda y la AAFAF. Las guías para solicitar el dinero serán publicadas por la AAFAF en los próximos días.


“Afortunadamente, nuestros hospitales pudieron sobre llevar los picos de contagio lo que nos permitió que, hasta el momento, no hayamos tenido los hospitales comprometidos o en colapso como ocurrió en otras partes del mundo. Este incentivo les ayudará a poder contrarrestar los gastos y las pérdidas que han enfrentado durante esta crisis de salud”, sostuvo el gobernador.


Se anunció también que $17 millones se destinarán al Departamento de Salud para reforzar el acceso a las pruebas y el programa de rastreo de contactos de COVID-19 en los municipios, así como gastos necesarios relacionados a la pandemia. Otros $13 millones serán para la compra de equipo de protección y materiales para garantizar el distanciamiento físico y la protección de los empleados y visitantes en las agencias del gobierno, de esa partida, unos $3 millones serán para el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP).

De otra parte, el gobernador destinó $2 millones de fondos federales para apoyar esfuerzos de prevención a víctimas de violencia de género. De este dinero, bajo custodia de la OGP, un millón de dólares se asignará a la Oficina de la Procuradora de las Mujeres y el otro millón podrá ser utilizado para cualquier programa o campaña de prevención que determine el Comité PARE.


“Este dinero asignado para un programa de prevención contra la violencia de género es parte de mi compromiso para atender de forma prioritaria este mal social, no solo declarando un Estado de Emergencia y creando el Comité PARE, pero también asignando los recursos necesarios para establecer acciones puntuales que puedan dar resultados concretos para nuestro pueblo”, expresó el gobernador.