Asociación Alcaldes sugiere a Gobernadora declaren emergencia nacional violencia contra la mujer


Por: Editorial Semana, Inc.


“Ante la violencia contra la mujer vayamos más allá de la denuncia”, es el llamado del presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, José ‘Joe’ Román Abreu. A su vez, sugiere a la Gobernadora que “declare emergencia nacional y al pueblo que reviva de manera positiva el clamor ciudadano del verano del 2019”.


Mientras se expresó nuevamente ante la ola de violencia contra la mujer que vive Puerto Rico, Román Abreu estableció que la respuesta a esa ola, expresada en sus múltiples variables, “no puede quedar limitada a los comentarios presentados en el debate de los candidatos a la gobernación; la limitada acción de la Procuradora de la Mujer, quien esgrime que no hay fondos suficientes, o a la indiferencia con åque agencias del gobierno han respondido al reclamo de las organizaciones feministas del País”.


“Aunque permanezco un tanto alejado de los asuntos diarios del país, en razón del tratamiento que sigo para mi condición de salud, es demasiado fuerte el clamor de las mujeres de nuestro País para que se ponga fin a los asesinatos, los secuestros, las desapariciones y los miles de incidentes de violencia doméstica que quedan impunes ante un sistema que permanece impasible ante este grave problema”, expresó.


“Como Presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, le sugiero a la Gobernadora que no espere un minuto más en declarar la situación de violencia machista como una emergencia nacional. Es completamente intolerable el registro policial de 3,434 incidentes de violencia doméstica desde que comenzó la pandemia causada por el COVID-19. A ello se suman los denunciados secuestros y desapariciones de mujeres que hoy constituyen los titulares de la prensa diaria y los medios de comunicación social”, señaló el también alcalde de San Lorenzo.


De igual manera, extiende ese llamado de acción afirmativa al Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), al clero de todas nuestras iglesias, las instituciones cívicas, los artistas y ciudadanos que en el verano del 2019 clamaron por la renuncia del Gobernador, “para que rompan el silencio y la inacción de estos sectores ante la situación que estamos viviendo y el silencio y la inacción que los ha acompañado hasta el presente’. Es necesario allegar los recursos humanos y económicos necesarios para poner en vigor efectivos programas de prevención de la violencia de género y exigir del sistema de justicia la rápida y efectiva intervención para corregir la insostenible impunidad que hoy prevalece en la investigación y procesamiento de estos casos. Propuso, además, desarrollar estrategias educativas que permitan “la transformación del pensamiento machista que hoy prevalece en nuestra sociedad y que atenta contra el derecho de nuestras mujeres a mantener su integridad física y vivir en paz”.


El alcalde señaló, además, que no duda en el compromiso de los alcaldes en sumarnos a todos los esfuerzos donde podamos aportar para erradicar, en el menor tiempo posible, las actitudes y prácticas que ponen en alto riego la seguridad y la vida de la mujer puertorriqueña. “Ante mi condición les aseguro que me hace más daño quedarme en silencio que expresarme ante esta tragedia que vive el pueblo puertorriqueño”, concluyó Román Abreu.


Por otro lado, destacó que su administración trabajó exitosamente el “Proyecto Porque Soy Mujer”, que opera desde la Oficina de la Primera Dama de San Lorenzo, Enid Herztern Ortiz, “con el propósito de encauzar, empoderar e igualar a la mujer samaritana en todas sus aspiraciones”. Dicha iniciativa tiene la meta de desarrollar habilidades en las mujeres para superar secuelas psicológicas, ya sea por violencia de género, baja autoestima, condiciones médicas, físicas y educativas, entre otras. Todo por medio de talleres y charlas motivacionales, clases de idiomas, cuidado personal, manejo de estrés, ferias de salud, orientación legal y sobre la violencia en todas sus modalidades.


El mencionado proyecto incluye también iniciativas educativas de nutrición y recreativas como zumba y baile, servicios psicológicos y orientación de planificación financiera y crédito.