• Editorial Semana

ASORE presenta estudio de situación de la industria de restaurantes del país


Por: Antonio Luis Negrón Cruz | CyberNews


Tras el impacto ocasionado por la pandemia del COVID-19 a la isla, la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) encomendó un estudio de situación económica de la industria a la firma Inteligencia Económica, presidida por el economista Gustavo Vélez, quien presentó los resultados en la actividad denominada Proyecciones Económicas, trascendió el martes.


Según los hallazgos del estudio, un 38 por ciento de los encuestados contestó que desde el inicio de la cuarentena hasta diciembre sus ventas han caído más de 50 por ciento, mientras que un 27 por ciento afirmó que han caído entre 30 y 50 por ciento. En cuanto a las operaciones de sus restaurantes, un 50 por ciento contestó que permanecen abiertos durante el horario permitido por la orden ejecutiva y un 35 por ciento están abiertos por menos del horario permitido.


Asimismo, la encuesta refleja que el 65 por ciento de los participantes tardará entre uno y dos años en recuperar las ventas al nivel de antes de la pandemia. Mientras tanto, si la situación no mejora, el 56 por ciento considera la opción de reducir horarios para poder sobrevivir y otro 56 por ciento reduciría empleados. De igual forma, el impacto de la pandemia ha provocado que el 54 por ciento de los negocios de comida que se encuentran en los centros comerciales reconsideren su estadía en dichos establecimientos.


Cabe destacar que el 63 por ciento de los encuestados contestó que desde el comienzo de la pandemia no han tenido empleados con resultados positivos al COVID-19. Y es que el 96 por ciento de los dueños y operadores de restaurantes han invertido en medidas de seguridad y tecnología para proteger a empleados y clientes de la enfermedad.


Por otra parte, existen otros factores que han impactado la industria de restaurantes. Entre estos, los gastos energéticos figuran como el de mayor impacto con un 82 por ciento, seguido de la depresión económica con un 80 por ciento y la pérdida poblacional en tercer lugar con un 76 por ciento.


“Sin lugar a duda, los números que reflejan nuestro estudio, es que la industria de restaurantes es un importante sector económico, que está profundamente golpeada y por ende el gobierno y el liderato de esta industria deben trabajar de la mano en estrategias de corto, mediano y largo plazo. Hace falta una política pública clara y coherente hacia este sector que evite una mayor pérdida de empleos y el cierre de negocios” sostuvo Vélez en su análisis.


Para José Vázquez, presidente de ASORE, “el estudio demuestra la situación difícil de los dueños y operadores de restaurantes que hemos establecido públicamente a lo largo de los pasados meses. Definitivamente, necesitamos alivios económicos para nuestra clase empresarial con los que podamos balancear los gastos y las pérdidas que hemos tenido hasta el momento”.


Vásquez indicó, además, que mantiene constante comunicación con el Departamento de Desarrollo Económico para que, tan pronto estén listos, puedan explicar a los empresarios cómo se distribuirán las ayudas del nuevo paquete de estímulo económico. La directiva de ASORE confía en que esa distribución de fondos se produzca lo más rápido posible para evitar medidas drásticas como el despido de empleados y el cierre de negocios.


Por otra parte, durante el evento se llevó a cabo la toma de posesión del presidente y presidente electo que habrán de dirigir los trabajos de la Junta de Directores de ASORE durante este año. Se trata del doctor José Vázquez Barquet, presidente de Caribbean Franchise y de Mateo Cidre, propietario de los restaurantes Sobao y La Bodeguita.


Mediante su mensaje de aceptación, el nuevo presidente destacó que la pandemia del COVID-19 será el primer asunto para manejar durante este año, con énfasis en la vacunación, lo antes posible, de los empleados de la industria de restaurantes.


“Sin duda, somos un servicio necesario y esencial, especialmente para las familias trabajadoras que por sus agendas de trabajo no siempre tienen el tiempo para cocinar en sus casas. Es por esa razón que exhortamos al Departamento de Salud que nos consideren para adelantarnos en el orden de vacunación a nuestros asociados, desde el grupo 1C al grupo de la categoría 1B. Somos parte de la cadena de distribución de alimentos. Nuestros asociados han estado desde el día uno de la pandemia en el frente de batalla sirviendo alimentos al pueblo. Se lo debemos por su salud, y la de nuestros comensales”, sostuvo.


Además de los asuntos que giran en torno a la pandemia, la aceptación de la Tarjeta de la Familia en establecimientos de comida, la cero tributación en alimentos preparados y la colaboración con otras industrias para fortalecer la economía, se convierten en temas de gran relevancia en la agenda del presidente este año.


La juramentación estuvo a cargo de del juez Abelardo Bermúdez del Tribunal de Primera Instancia de San Juan. El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, participó del evento y ofreció un breve mensaje dirigido a la industria de restaurantes.