• Editorial Semana

ASORE repudia fallas en la energía eléctrica


Por: Antonio Luis Negrón Cruz | CyberNews


Tras varios días de interrupciones en el servicio de energía eléctrica en la Isla, el president de la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE), José Vázquez, expresó el jueves que ya son cientos los restaurantes afectados que han incurrido en generar luz a través de plantas eléctricas o ajustar sus horarios de operaciones, lo que impacta negativamente no solo al negocio sino también a los empleados.


Uno de los aspectos más preocupantes para ASORE es, por un lado, el impacto que los pequeños y medianos comerciantes siguen experimentando.


“Seguimos de crisis en crisis y no hemos podido reponernos. La falta de un sistema de energía eléctrica estable destapa un reto adicional y es el de poder seguir operando con la calidad que nos caracteriza. Esta situación sigue impactando a quienes más han sido abatidos por todas las crisis en el ambiente, y son los pequeños y medianos comerciantes”, dijo Vázquez en declaraciones escritas.


Además, el ejecutivo mencionó que estos eventos de apagones selectivos trascienden a daños en equipos, gastos adicionales al negocio para operar plantas eléctricas o en el peor escenario, verse obligados a cerrar operaciones por falta de luz.


Desde el lado de los empleados que trabajan en la industria y la población en general Vázquez mostró preocupación por la calidad de vida de los ciudadanos.


“Sin servicio eléctrico, las familias están también perdiendo sus compras de alimentos, pues no todos cuentan con generadores eléctricos. Esto representa un inconveniente mayor, porque no solo se pierden los alimentos, sino que muchos pierden ingresos ya que no pueden trabajar.” Además de alzar la voz por la industria de restaurantes, ASORE expresó que es “lamentable que como ciudadanos tengamos que seguir enfrentándonos a tanta inestabilidad. Esta situación es apremiante, y merece ser atendida, no solo por nuestro sector, sino por el bienestar de todos los ciudadanos de este país”, puntualizó Vázquez.


A pesar de que el número no es preciso, se estima que podrían ser miles los restaurantes que han cerrado operaciones tras el Covid-19. Este dato se extrae según la baja reportada por el Departamento de Hacienda en el Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) en la categoría de alimentos preparados. Adicional, la industria experimenta una falta de empleomanía actual por lo que “esta situación de la energía eléctrica un estresor adicional que complica el panorama principalmente para los pequeños y medianos comerciantes que quieren seguir aportando a la economía de nuestro país”, finalizó Vázquez.


Algunos puntos sobre el Impacto Directo a restaurantes: Restaurantes sin generador eléctrico. En muchos casos hay lugares en los que no se permiten generadores o en los que por la ubicación del restaurante no se puede instalar o no cuentan con generador el impacto se refleja en: Pérdida de ventas, productos y comida de nevera tales como carnes, aves, frutas, vegetales, entre otras. Problemas en el cierre de cuentas / pagos. Experiencia negativa de comensales si se va la luz en el restaurante mientras están disfrutando. Daños en equipos eléctricos, tales como compresores, operadores, evaporadores, tarjetas “mother boards” de equipos y aires acondicionados. Incertidumbre ante no saber cuándo regresaría el servicio. Cierre de operaciones y reducción de horas laborables debido a la problemática. Restaurantes con generadores. Daño a los esquipos por la fluctuación de carga eléctrica.


Costos adicionales sobre el combustible, gas o diesel para plantas eléctricas.