top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Ayuno intermitente: ¿una nueva dieta?


Por: Rosa M. García

Chef Especialista en Comida Saludable


Tal vez has escuchado sobre el ayuno intermitente, pero no sabes de qué se trata o cómo se lleva a cabo. De un tiempo a esta parte se habla mucho del tema y hay quienes se someten a un ayuno, sin antes informarse sobre el tema. Antes de entrar en este proceso, infórmate.


Empecemos explicando que no es una dieta, sino un estilo de vida, un método para consumir tus alimentos preferiblemente saludables, durante un período de tiempo en el día y lo puedes practicar durante toda tu vida.


Existen varios tipos de ayuno intermitente. Sólo me enfocaré en el de 12-12 que es el más sencillo, y el que practico regularmente. Me ha ayudado mucho con si sistema digestivo.

Debes estar 12 horas sin ingerir alimentos y lo bueno es que se incluye el tiempo que estas durmiendo. Por ejemplo, si tu última comida fue a las 7:30 p.m., tu desayuno debe ser en o después de las 7:30 a.m.


No es complicado y tiene grandes beneficios, tales como:

1. Ayuda a calmar y desinflamar el sistema digestivo.

2. Ayuda a depurar y regenerar nuestra microbiota intestinal

(flora).

3. Ayuda a controlar los niveles de insulina.

4. Contribuye al proceso de reparación celular.

5. Caridad mental.

6. Pérdida de peso de forma controlada, utilizando las reservas

de grasa.


Si no has escuchado el término microbiota intestinal (flora) se refiere al conjunto de bacterias vivas y se encargan de nuestra salud intestinal.


¿Como comenzar el ayuno? Yo sostengo que es obligatorio consultar con un profesional de la salud que sepa de este tema y seguir sus recomendaciones.


La hidratación es clave e importante. Este cambio no debe provocar ansiedad, es una relación amistosa con tu cuerpo y mente. Tenemos la capacidad de estar más de un día sin comer. Si nunca has hecho ayuno intermitente es posible que los primeros días sientas algo de cansancio, luego recuperas la energía y ligereza.


El desafío principal es el desapego a la comida. Practicarlo debe ser voluntario y no puede generar estrés, por el contrario, debes estar a gusto en hacerlo. Si no puedes aguantar 12 horas sin comer, tal vez tengas dependencia de la comida, este es el reto mayor.


Tú seleccionas las veces que deseas comer, 2, 3 o 5 comidas, lo importante es que cumplas con los requerimientos necesarios de proteínas, carbohidratos, y grasas con alimentos saludables, evitando la comida procesada. Si tu interés es bajar de peso, debes integrar una rutina de ejercicios que puedes hacerla en ayuno. Si tienes dudas sobre tu consumo diario de nutrientes es necesario consultar con una nutricionista.


Hay alimentos que se pueden ingerir, no representan estímulos en el metabolismo y hacen que la experiencia del ayuno sea más agradable, como el café negro, té o infusión, agua con limón, algunos caldos que no contengan endulzantes.


¿Qué consumir al romper el ayuno? El propósito del ayuno es tener una buena salud, recordemos que no es una dieta, pero es importante que le proveas a tu cuerpo alimentos enteros y ricos en nutrientes, evitando los procesados, embutidos, refrescos o jugos, endulzantes artificiales… la lista es extensa. Para desayunar puedes elegir entre huevos, cereales integrales, yogur griego, frutas, caldos, entre otros. Debes vigilar si tienes alergia o intolerancia a unos de estos alimentos.


Aunque genéticamente el cuerpo humano está más que preparado y diseñado para hacer ayuno, existen algunos casos en que está contraindicado, por ejemplo, niños, período de embarazo o lactancia, condiciones de salud como trastornos alimentarios, esclerosis múltiple, atrofia multisistémica, Parkinson, Alzheimer y diabetes. Si padeces alguna otra condición de salud es importante consultar con su médico antes de comenzar cualquier cambio en su alimentación.

8 visualizaciones

Комментарии


bottom of page