Biblioteca Municipal de Las Piedras recibe donativo de nuevas computadoras


Por: Editorial Semana, Inc.


Con el propósito de mejorar la capacidad de los estudiantes para completar sus cursos a distancia (remotamente), el representante por Ángel Peña Ramírez informó el donativo de varias modernas computadoras a la Biblioteca Municipal de Las Piedras Áurea M. Pérez.


“Como parte de nuestro compromiso con la niñez y la educación de nuestros jóvenes, el futuro de Puerto Rico, realizamos el pasado miércoles la entrega de varias computadoras con acceso al Internet a la administración de la Biblioteca Municipal Áurea M. Pérez en nuestro amado pueblo de Las Piedras. Con estos sistemas, ampliamos las oportunidades que tienen nuestros estudiantes, y más ahora en tiempos de pandemia del COVID-19 y la educación remota. Estos modernos sistemas computarizados también servirán como herramienta para los padres y visitantes en general”, señaló el Representante por el Distrito #33, el cual comprende los municipios de Las Piedras, Juncos y San Lorenzo.


Peña Ramírez hizo la entrega de los equipos, modernas computadoras Lenovo de IBM, el pasado miércoles en las facilidades de la biblioteca municipal, todo bajo estrictas medidas de salud y seguridad ante la nueva realidad del COVID-19.


“En estos momentos que nuestros niños y jóvenes necesitan el mayor acceso a la tecnología para lograr cumplir cabalmente sus compromisos educativos de manera remota, nos sentimos muy orgullosos de poder haber hecho esta donación”, agregó el legislador del Partido Nuevo Progresista (PNP).


La biblioteca fue objeto de varios trabajos de reparación y remodelación desde diciembre del año pasado y durante este año de 2020 la Biblioteca Municipal Áurea M. Pérez. La biblioteca está ubicada en la calle José Celso Barbosa de Las Piedras.


Las bibliotecas públicas ofrecen importantes beneficios a la sociedad, entre los que se destaca el soporte que brindan a la educación de los niños y jóvenes, el fomento del hábito, disfrute y competencias de lectura y el dar un espacio a los jóvenes para estudiar. Le siguen la posibilidad de un tiempo de ocio y entretenimiento de calidad, la facilitación de formación permanente en todas las edades y el acceso a Internet para todos. Además, son muy importantes para conservar colecciones de libros y otros materiales de interés histórico y patrimonial o sobre la cultura local o de la región.


En cuanto a otros beneficios destacan el apoyo en el desarrollo temprano de los niños, la facilitación de un lugar de reunión, el aprendizaje y uso de computadoras y otros equipos, la ayuda a las personas para conseguir nuevos empleos y para aprender idiomas.