Buscando mayores beneficios alimentarios


Por: Jennifer González Colón


Durante la vista para Miembros del Congreso por parte del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes federal abogué porque se cambie el programa de asistencia alimentaria para Puerto Rico, el PAN, al Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) para que se atienda de manera correcta las necesidades de más de 1.5 millones residentes en la isla que dependen de esta ayuda federal. Estamos trabajando esta iniciativa junto al Gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Agricultura federal.


A continuación, parte de mis declaraciones durante la vista, ante el presidente del comité, David Scott y el líder republicano en el mismo, Glenn ‘GT’ Thompson.


“Como saben, Puerto Rico no participa en el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) como sus contrapartes en los Estados, DC, Guam y las Islas Vírgenes de EE. UU. En cambio, tiene el Programa de Asistencia Nutricional, o PAN, que es una subvención en bloque con un límite que generalmente se financia con más de $1.9 mil millones cada año y actualmente atiende a más de 1.5 millones de residentes de la isla.


El PAN es uno de los principales programas de asistencia para los residentes necesitados de la isla... Sin embargo, debido a la financiación limitada, el PAN no puede ajustarse automáticamente a las fluctuaciones de la demanda, incluidas aquellas relacionadas con emergencias, y proporciona menos beneficios a los participantes elegibles.


Después del huracán María en 2017, la demanda de participación en el PAN aumentó significativamente. Notamos un patrón similar con los terremotos que comenzaron a fines de 2018 y ahora con la pandemia de COVID-19. Ha quedado claro que el PAN es uno de los primeros programas a los que recurren mis representados después de una emergencia o crisis. Aún así, el programa no puede adaptarse automáticamente a los aumentos repentinos de la demanda y, como resultado, hemos tenido que recurrir al Congreso en múltiples ocasiones para asegurar los fondos de emergencia del PAN.


Además, la subvención del bloque base deja a mis representados con menos beneficios cada mes. Por ejemplo, un hogar con una persona inscrita en el PAN recibe un máximo de $112, en comparación con una asignación mensual máxima de $234 en SNAP. De manera similar, un hogar de 2 personas bajo el PAN recibe $216, en comparación con una asignación mensual máxima de $430 según SNAP.


Si bien agradezco el apoyo de mis colegas para garantizar que Puerto Rico tenga suficientes fondos del PAN para cubrir los beneficios durante los períodos de emergencia, el verdadero alivio y la asistencia adecuada solo se pueden lograr con una transición a SNAP. Este es mi objetivo, y mi oficina está trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Agricultura federal para comprender las implicaciones de esta transición y diseñar un plan apropiado para que Puerto Rico opere SNAP con éxito. Como tal, le pido respetuosamente que continúe trabajando junto a mi oficina mientras desarrollamos un camino hacia una transición viable a SNAP”...