• Editorial Semana

Cámara de Comercio pide que se evalúen los datos antes de tomar decisiones sobre cierre de empresas


Por: Pedro Bosque-Pérez | CyberNews


El COVID-19 ha sido un fuerte golpe a la economía de Puerto Rico, en particular a los pequeños y medianos comerciantes (PYMES), “que han tenido serias dificultades manteniéndose a flote en esta situación, por lo que volver a un cierre total sería devastador”, señaló este martes en la mañana la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR).


De acuerdo al economista Gustavo Vélez los datos publicados por el Departamento del Trabajo señalan que para los meses de abril y mayo “el empleo total no asalariado experimentó una contracción de 10.1 porciento y 10.9 porciento, respectivamente. Previo al inicio del COVID-19, el empleo se encontraba en 885,000 empleos”, citó en declaraciones escritas el presidente de la CCPR, Juan Carlos Agosto.


La iniciativa “de la cuarentena era erradicar o reducir al mínimo la pandemia. Ahora, luego de varias semanas de la apertura por fases, vemos un aumento considerable, lo que de acuerdo con algunos salubristas era de esperarse. Según datos publicados este fin de semana por el Departamento de Salud, los casos confirmados de COVID-19 aumentaron a 2,583 mientras que los posibles contagios se estiman en 7,071”, dijo Agosto.


Para el Presidente de la CCPR, “la diferencia en este momento es que tenemos, o deberíamos tener mucha más información en cuanto a los focos de infección, y el riesgo de infección por actividad, esto nos permite tomar medidas informadas sobre los pasos a seguir.  No cabe duda, de que sin salud no hay economía, pero tampoco cabe duda de que antes de tomar decisiones que impacten a nuestros ciudadanos y a nuestros comercios, tenemos que estudiar y evaluar con detenimiento los datos en términos de salud y contagios, y los datos económicos. Es importante que cualquier modificación en el calendario de apertura de la economía, se enfoque particularmente en las áreas de potencialmente mayor infección.”


“Varias publicaciones han recomendado mantener abiertos aquellos comercios que sean de bajo riesgo de infección.  Esta data, sin embargo, varía de estado a estado. En Puerto Rico, por ejemplo, hemos visto como muchos comercios ofrecen muy efectivamente alternativas de “delivery”, “carry-out”, servi-carro y compras en línea.  El comercio se ha reinventado, por eso en este momento, tenemos que encontrar ese balance en Puerto Rico de modo que el comercio se pueda seguir desarrollando, mientras el contagio se mantiene controlado” añadió Agosto.


El Presidente de la CCPR también apoyó la campaña del Departamento de Salud que insta a todos a seguir las recomendaciones para evitar los contagios.


“Todos debemos llevar nuestras mascarillas, nuestro gel antibacterial, mantener la distancia requerida y evitar actividades con alta posibilidad de contagio. En términos generales, los negocios han cumplido con su parte al tomar medidas extraordinarias de limpieza, rotulación y disminución de cabida. El trabajo en equipo va a ser indispensable para salir de esta situación.  La concienciación, la información y la comunicación van a ser parte indispensable para una solución. Hacemos un llamado a todo el sector privado y a los empresarios y empresarias que nos mantengamos implantando en nuestras empresas todas las recomendaciones de las agencias federales y estatales para asegurar que controlamos la pandemia y podamos proseguir con la apertura de la economía. Si no hacemos lo que nos corresponde, podremos ver un retroceso y nadie, ni los trabajadores ni los empresarios ni el gobierno, quiere eso”, concluyó Agosto.