top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Caguas, Gurabo, Juncos, San Lorenzo y Las Piedras se beneficiarán de dragado de Carraízo



Doriel I. Pagán Crespo presidente ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Redacción Editorial Semana


La presidente de la AAA, Doriel Pagán Crespo Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) informó que como parte del dragado del embalse Carraízo, en el lago del mismo nombre, se han extraido desde marzo más de 260,000 metros cúbicos de sedimentos. Con una inversión de $107 millones, el proyecto, que tendrá una duración de dos a dos años y medio, tiene como meta remover dos millones de metros cúbicos de sedimentos con el fin de aumentar la capacidad del embalse en aproximadamente 550 millones de galones de agua, lo que benefiaría a unos 492,000 abonados en Caguas, Gurabo, Juncos, Las Piedras, San Lorenzo, San Juan y partes de Trujillo Alto.


La Junta de Supervisión y Administración Financiera aprobó en 2023 el contrato para el dragado y para las tan necesarias reparaciones a este embalse, cuya capacidad se ha visto reducida en dos millones de metros cúbicos por los años de acumulación de sedimentos. El proyecto se adjudicó a Great Lakes Dredge & Dock Co., con sede en Houston (Texas), una empresa que ya había realizado varios proyectos en Puerto Rico desde la década de 1960. Se está financiando con fondos federales de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR).


El Embalse Carraízo es un componente principal del sistema de tratamiento, transmisión y distribución de agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico (AAA) y cumple con la definición de servicio crítico. El objetivo del proyecto es recuperar la capacidad de almacenamiento de agua del Embalse Carraízo, que es la única fuente de agua para la Planta de Filtración Sergio Cuevas (PFSC) perteneciente a la AAA.


Este es un proyecto importante para la AAA. El embalse, situado en el Río Grande de Loíza y construido en 1953, es la mayor fuente de suministro de agua potable para el área metropolitana de San Juan. Sin embargo, no se ha dragado completamente en 25 años. (En 2015 se realizó un dragado costero más pequeño.)


Los sedimentos se acumulan de forma natural, por lo que la AAA deberá realizar esfuerzos continuos para mejorar sus estrategias de gestión de los embalses para conservar el agua, recurso natural valioso.


Estos esfuerzos incluyen medidas de control de los sedimentos y de la erosión aguas arriba que prolongarán la vida de las obras de dragado y ayudarán a prevenir futuros dragados, ya que se frenará el sedimento liberado en Carraízo. Al mismo tiempo, la AAA debe acelerar las reparaciones para minimizar las fugas en el sistema de distribución aguas abajo, ya que la empresa estima que se pierde el 65% del agua que trata. De lo contrario, la mayor parte del suministro de agua adicional realizado mediante el proyecto de dragado se filtrará fuera del sistema de distribución de agua y no resolverá los problemas de suministro de agua de Puerto Rico.


La presidente de la AAA, Doriel Pagán Crespo indicó en una entrevista con un diario de San Juan (El Nuevo Día) que su agencia está desarrollando un proyecto complementario con FEMA para mitigar la acumulación de sedimentos que se produce en el fondo del embalse en momentos de precipitación extrema de lluvia. El costo de la iniciativa, llamada “Control de Sedimentos en el Embalse Carralzo” se estima preliminarmente en $50 millones. Pagán Crespo confía en que pueda ser aprobada por FEMA próximamente, para poder darle perduralibilidad a los beneficios que resulten de estos trabajos de dragado que se están realizando.

22 visualizaciones

コメント


bottom of page