Caguas honrará a Willie Quiñones


Por Jorge L. Pérez


Aunque nació en Bayamón y se crió en los Estados Unidos, a José ‘Willie’ Quiñones siempre se le asociará con Caguas en general y con su desaparecido, pero bien recordado, equipo de baloncesto, los Criollos.


De su fabulosa carrera de 20 años en la Liga Superior, habiendo jugado de 1976 a 1995, Willie, un delantero de 6’7” de estatura, brilló en 15 de ellos con los Criollos y con el equipo nacional, donde formó parte de la legendaria escuadra boricua que incluía a Piculín Ortiz y a Mario ‘Quijote’ Morales, participando en numerosos torneos internacionales incluyendo los Juegos Panamericanos de 1979 celebrados en San Juan.


Luego de jugar otros cuatro años con diferentes equipos -Coamo, Carolina, Bayamón Morovis y un breve retorno a los Criollos-, Quiñones se retiró después de la temporada de 1995, habiendo acumulado ya estadísticas que le colocaban entre los mejores de todos los tiempos en el baloncesto boricua: anotó 11,012 puntos en su carrera, para un promedio de más de 19 por juego, con 3,604 rebotes (6.2 por juego) y 781 asistencias (1.3 por juego).


En total, encestó el 58% de sus tiros de campo y el 70% de sus tiradas libres.


Los Criollos solo avanzaron a los ‘playoffs’ en contadas ocasiones durante su permanencia con el equipo, cuando el equipo contaba también con un segundo ‘Willie’ como contrafigura, el carismático armador Willie Meléndez, y se convirtió en un equipo de segunda division a fines de los ochenta.


Desgraciadamente, cuando los Criollos iban registrando su mejor campaña en 1984, al marchar primeros en la tabla de posiciones, la temporada fue cancelada a mediados de la misma como consecuencia del pleito legal relacionado con el caso de David Ponce, de los Leones de Ponce, quien luego de haber inscrito falsamente como descendiente (adoptado) de puertorriqueños entabló una demanda federal para que se le permitiera jugar por ser ciudadano americano.


Luego de un fallo inicial a favor del planteamiento del jugador, el BSN, que en la apelación obtuvo un fallo favorable, decidió suspender el torneo y celebrar en su lugar un invitacional llamado la Copa Olímpica.


Willie promediaba entonces 23.8 puntos por juego, en una de sus mejores actuaciones.


Los Criollos terminarían ganando su primer campeonato en 2006, 36 años después de haber nacido en la temporada de 1969, pero desaparecerían luego de la campaña de 2008, cuando pasaron a ser los Piratas de Quebradillas.


Este sábado 10 de julio, en conmemoración del aniversario 45 del inicio de su carrera con los Criollos en la temporada de 1976 a la edad de 20 años, en una actividad señalada para comenzar a la 1:00 p.m. en el Jardín Botánico de Caguas, el municipio autónomo de la ciudad criolla, encabezado por el alcalde William Miranda Torres, y con la presencia de numerosos invitados y excompañeros de equipo así como del propio Willie Quiñones y miembros de su familia.


Así se le rendirá un merecido homenaje al legendario canastero que, a la edad de 65 años, se mantiene activo en el baloncesto Master.