• Editorial Semana

Cambios en las herencias bajo el nuevo Código Civil

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


El pasado 28 de noviembre de 2020 entró en vigor el nuevo Código Civil y los cambios que hemos estado reseñando han comenzado a regir. Según habíamos reseñado anteriormente, de las áreas más afectadas por los cambios son la de herencia.


Los testamentos que se han otorgado, antes de que entre en vigor el nuevo código civil, seguirán siendo válidos. Claro está, deben ser evaluados para ver si cumplen con los cambios en la nueva ley. El Código Civil contiene unas disposiciones relacionadas a los testamentos, para que se pueda analizar la voluntad del testador y atemperarlo a las nuevas leyes que regulan esta área. Es recomendable que las personas que hayan hecho testamento evalúen el documento, para verificar si se mantienen sus deseos con las nuevas disposiciones legales.


Bajo el nuevo Código Civil, se elimina el requisito de tener los testigos al momento de otorgar el testamento. Si el testador desea la presencia de testigos, se permite, pero no será obligatorio. El requisito de leer en alta voz el testamento también ha sido eliminado, pero será necesario hacerlo si hay testigos presentes. La eliminación de esos dos requisitos hace que el proceso de otorgar el testamento sea más fácil.


Una vez esté preparado el testamento, el notario tiene que notificar al Registro de Testamento dentro de las veinticuatro (24) horas de su otorgamiento. El notario le entregará una copia certificada del testamento al testador y el documento original permanecerá en la oficina del notario.


Los herederos forzosos tendrán derecho a que se les separe la mitad de la herencia en partes iguales. Bajo el nuevo código los herederos forzosos son los hijos y el cónyuge, todos heredan en partes iguales. La otra mitad de sus bienes es de libre disposición. Estos artículos cambian la distribución de las herencias, del formato de los tercios que existía bajo la ley anterior. Además, se añade el cónyuge como heredero forzoso, hecho que antes no existía.

Este cambio fundamental hace necesario que se analicen los testamentos hechos, para asegurar que el testador siga su última voluntad sin afectarse.


El testamento es un acto personalísimo y el mismo puede ser cambiado cuantas veces usted desee. Debido a las formalidades que exige la ley, tiene una presunción de que es válido, al hacerlo ante un notario. En el testamento se pueden escoger bienes específicos que usted desee que alguna persona herede, nombrando la persona e identificando el bien. Un ejemplo de esto puede ser una prenda que le quiere dejar a su nieta, se especifica en el testamento la prenda y la nieta a quién se la quiere dejar.


Las herencias sin testamento sufren cambios bajo el nuevo código civil. El nuevo orden para heredar será el siguiente: (1) el cónyuge viudo y los hijos, en partes iguales; (2) si el fallecido es soltero y no tuvo hijos, los llamados son los padres en partes iguales; (3) si el difunto es soltero y no tiene hijos ni padres que le sobreviven, le toca el lugar a los hermanos en partes iguales; (4) si no hay hermanos, los demás parientes más cercanos, según los define la ley, son los llamados a heredar; (5) si no hay ningún familiar disponible, la herencia recaerá en el Fondo de la Universidad de Puerto Rico.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, visite nuestra página de Facebook de Estudio Legal Rodríguez Moreno o web: www.estudiolegal-pr.com.

Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png