• Editorial Semana

Cambios en los efectos de los sistemas económicos de los matrimonios

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


Cuando una pareja toma la decisión de casarse, debe tomar en cuenta cómo será el sistema económico del matrimonio y considerar cómo se administrarán los ingresos, gastos, bienes y deudas. Esta es una decisión importante y, con la aprobación del nuevo Código Civil, se presentan unos cambios a estos asuntos. Los efectos e interpretaciones están por verse, una vez comiencen a surgir las situaciones, cuando entre la vigencia de la nueva ley.


Los modelos más frecuentes del régimen económico de los matrimonios en nuestra sociedad son: la sociedad legal de gananciales y la separación de bienes. La primera entra a aplicar automáticamente si la pareja al momento de casarse no hace ninguna expresión sobre cuál régimen desea. La segunda tiene como base que la pareja comienza a construir un patrimonio en común del cual ambos contrayentes son dueños de todos los bienes, ingresos y acreedores de todas las deudas. Los cónyuges pueden retener titularidad sobre los bienes antes de contraer matrimonio. En el momento que éste deje de existir, se tiene que hacer un inventario para dividir en partes iguales los bienes del matrimonio.


El modelo de separación de bienes, se tiene que expresar en una escritura pública de Capitulaciones Matrimoniales, que hemos reseñado en artículos anteriores. En dicho contrato, se debe expresar cómo de deben administrar los asuntos relacionados sobre los bienes, ingresos y obligaciones. Según explicamos en un artículo anterior, los mismos se pueden modificar y cambiar durante la duración del matrimonio.


Existen otros modelos económicos que no se usan en nuestra sociedad con frecuencia, pero de igual manera los mismos tienen que ser recogidos en un contrato de capitulaciones matrimoniales, si se opta por uno de estos sistemas. Algunos ejemplos son: participación proporcional en las ganancias del matrimonio; una sociedad universal en la cual ambos cónyuges aportan sus bienes presentes y futuros, dándoles el derecho de participar en igualdad de condiciones de las ganancias; mantener una comunidad de bienes en común, donde esposo y esposa son cotitulares de los bienes; régimen mixto, en el que se combinan varios modelos.


El nuevo Código Civil, trae unos nuevos elementos a los regímenes matrimoniales. Uno de los elementos más importantes que trae es que todos los bienes del matrimonio estarán disponibles para cumplir con obligaciones familiares. Esto quiere decir, que si uno de los cónyuges tiene una obligación que atender, aunque exista un régimen de separación de bienes, el matrimonio tiene que responder por esa obligación.


Este código le impone la obligación a ambos cónyuges de informarse oportunamente de todas las gestiones de administración que lleven a cabo para atender las obligaciones, deudas familiares y administración de los bienes comunes y propios. Cualquiera de los cónyuges puede realizar actos encaminados a atender las necesidades ordinarias de la familia para lograr la estabilidad económica del matrimonio. Esto quiere decir que responden los bienes de ambos para estos propósitos. En el momento que el matrimonio deje de existir, el cónyuge que aportó bienes propios, tendrá derecho a que se le reembolse la cantidad aportada cuando se haga la división de bienes.


Otro elemento que surge en el nuevo Código Civil es la libertad de contratación entre cónyuges. Este nuevo artículo permitirá que puedan transmitirse bienes y derechos entre sí. Para que sean válidos estos acuerdos, deben cumplir con los requisitos específicos del contrato que desean llevar a cabo. Bajo el Código Civil actual los cónyuges no pueden contratar entre sí y las transacciones que pueden hacer entre ellos son muy limitadas. La nueva ley abre un sinnúmero de posibilidades en cuanto a esto.


Como pueden observar, el Código Civil nuevo trae nuevos elementos que necesitarán ser interpretados según surjan las circunstancias específicas. Es importante que se asesoren, si tienen capitulaciones matrimoniales o si desean hacer transacciones con bienes del matrimonio. Debido a la novedad de alguno de estos artículos, los abogados entendemos que pueden surgir enmiendas para ir aclarando situaciones.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, búsquenos en Facebook, visite nuestra página web: www.estudiolegal-pr.com. Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png