• Editorial Semana

Cambios en Poder Duradero en el nuevo Código Civil


Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


Debido a los cambios legales que se avecinan con la aprobación del nuevo Código Civil, se encuentran los asuntos que tienen que ver con la incapacidad de las personas y la manera en que podemos trabajarlos.


El Poder Duradero es un documento que se hace ante un notario y la persona escoge quién será su tutor en el futuro. Este documento se prepara cuando la persona está saludable y tiene plena capacidad y conciencia de lo que quiere que se incluya en el mismo. El individuo sigue manteniendo el control de sus asuntos financieros y de salud, pero escoge quién estará a cargo de esas cosas si en algún momento queda incapacitado.


Muchas personas están optando por el Poder Duradero, ya que representa una herramienta muy útil. En tiempos actuales de pandemia por COVID-19, muchos han elegido este documento para que sus padres no tengan que salir de sus casas a la hora de hacer diligencias. Con el poder duradero, el tutor seleccionado está autorizado a encargarse de dichas gestiones.


De no redactar un Poder Duradero y tener alguna situación que incapacite a un individuo, sus familiares deben acudir al tribunal para que se declare incapacitado y se le nombre un tutor. El proceso de incapacidad judicial y nombramiento de tutor se demora y es sumamente costoso, ya que la ley exige que deberá acudir al tribunal el médico que certifique la condición incapacitante.


Bajo el nuevo Código Civil, se crea un Registro de Tutelas. En este registro se llevará un récord de quién ha redactado un Poder Duradero y quién es el tutor. Una persona puede hacer otra escritura para cambiar el tutor o para quitarle la autorización al elegido en cualquier momento.


Además del Poder Duradero, hay un documento sobre directrices anticipadas sobre el tratamiento médico. En el mismo, que también se prepara ante un notario, se escoge una persona de confianza que tome decisiones sobre los asuntos de salud, si de momento sufre un accidente o alguna enfermedad que lo incapacite. Además, puede escoger el tratamiento médico que desea recibir en dicho caso.


Una persona puede haber trabajado los documentos indicados anteriormente y nombrar a un tutor en el Poder Duradero y una persona distinta en las directrices anticipadas sobre tratamiento, creando un conflicto entre quién tomará las decisiones.


El nuevo Código Civil atiende el problema estableciendo que, si el afectado designa a una persona distinta en las directrices anticipadas a la del Poder Duradero, se mantiene la persona escogida en las directrices anticipadas para que tome las decisiones sobre salud y los tratamientos médicos que se le administrarán al paciente.


Estos documentos son muy útiles para la planificación financiera y de salud. Los cambios incluidos en el nuevo Código Civil atienden asuntos que han generado controversias en distintas ocasiones. La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a la oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, o visite nuestra página web:www.estudiolegal-pr.com. Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png