Cambios sobre emancipación en el nuevo Código Civil


Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


La aprobación del nuevo Código Civil trae unos cambios relativos a los asuntos de los jóvenes, cuando llegan a la mayoría de edad. El nuevo código presenta conceptos nuevos y cambia alguna de las maneras para lograr la emancipación.


La emancipación es el acto por el cual un menor de edad adquiere las facultades de una persona adulta. El hecho de emanciparse libera al menor de estar bajo la patria potestad de los padres y pueden tomar decisiones por si solos sobre cualquier asunto. Existen distintas vías para lograrla. No importa la vía que se escoja, se debe tener presente que una vez se haga, la misma es irreversible.


En nuestra sociedad contamos con muchos jóvenes adultos que tienen obligaciones y responsabilidades, y no han cumplido la mayoría de edad. En Puerto Rico se llega a la mayoría de edad a los 21 años. No obstante, hay muchos jóvenes menores de 21 años que tienen situaciones que resolver y están limitados por el hecho de no haber cumplido la mayoridad. Para estas situaciones es que existe la emancipación.


El Código Civil de 2020 añade un artículo que expresa que, por el mero hecho de llegar a la mayoría de edad, no se dejan sin efecto las obligaciones de los padres automáticamente. En especial, los asuntos relacionados al plan médico y asuntos sobre los estudios del joven.


La emancipación se logra por la mayoría de edad, por el matrimonio, por la autorización de los padres o un tribunal. La más común es la que se da por autorización de los padres y el joven debe tener 18 años cumplidos. Ambos padres con patria potestad la tienen que autorizar y el joven debe tener la capacidad para entender las consecuencias de estar emancipado. Esto es, que puede tomar decisiones como si fuera mayor de edad.


La emancipación por autorización de los padres actualmente se puede hacer por escritura pública o por declaración jurada. El Código Civil que entra en vigor en noviembre 2020, elimina la emancipación por declaración jurada, únicamente se podrá hacer por escritura pública.


De no ser posible lograr la emancipación por la autorización de los padres, existe la emancipación judicial. La misma se da cuando es el Tribunal quien autoriza al menor a emanciparse. Es común que esta se lleve a cabo si el menor es huérfano, pero pueden darse las circunstancias de que los padres estén vivos. Esta emancipación será total y una vez se conceda, tendrá todos los derechos de una persona adulta.


¿Qué requisititos se deben dar para solicitar una emancipación judicial? Como en la emancipación autorizada por los padres, el menor debe tener 18 años. Se presenta una Petición ante el Tribunal y se alegará en la misma que el menor tiene la capacidad de administrar sus bienes y su persona. Este hecho se debe demostrar ante el Tribunal en una vista. A dicha vista será citado el Procurador de Relaciones de Familia para que evalúe la Petición y le brinde al Tribunal su recomendación. Una vez celebrada la vista, el juez hará su determinación. Si la misma es favorable, el menor quedará emancipado.


¿Qué beneficios tiene el emanciparse? Esto depende de las circunstancias particulares de cada familia. Actualmente hay muchos jóvenes emancipándose para solicitar becas estudiantiles, porque ellos mismos se han convertido en padres e interesan adquirir vivienda para su familia, y otros. El que el menor esté emancipado, libera a sus padres de su responsabilidad y ellos podrán tomar sus propias decisiones. Una vez el joven es emancipado, hay que anotar la emancipación en el Registro Demográfico.


El nuevo Código Civil excluye ciertos bienes de los menores de la administración de los padres. A esos efectos no tenemos un equivalente en el código actual. En el Código Civil de 2020 se le reconoce a los menores de 16 años actos administrativos sobre sus bienes, si los adquirió con su trabajo. Debido a los cambios que hay sobre estos temas, recomendamos que se asesoren legalmente al momento de considerar emancipar a un joven.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, búsquenos en Facebook, visite nuestra página web: www.estudiolegal-pr.com. Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Entradas Recientes

Ver todo

¿Debo aceptar o rechazar una herencia?

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno Aceptar o rechazar una herencia es una decisión que debe ser evaluada cuidadosamente. Cuando una persona fallece, los herederos reciben los bienes y las deudas. D