• Editorial Semana

CDC revela muertes accidentes relacionados con bicicletas y destaca importancia de usar cascos

Por: Editorial Semana, Inc.


La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) recuerda a los consumidores la importancia del uso de cascos al practicar deportes o actividades recreativas, para reducir el riesgo de lesiones en la cabeza, incluyendo las lesiones cerebrales traumáticas. Los cascos absorben gran parte de la fuerza del impacto de una caída o colisión, y pueden proteger al cráneo o cerebro de sufrir una lesión más seria.


Los cascos para bicicleta deben cumplir con la normativa de seguridad federal de la CPSC.

Además, tener una etiqueta que indique que cumplen con dicha normativa. Los consumidores pueden, usualmente, localizar dicha etiqueta en el forro del interior del casco, en el exterior o la correa de la barbilla. La página de la CPSC ¿Qué casco para qué actividad? tiene más información sobre los cascos para bicicleta y para otras actividades.


Los resultados de un nuevo informe (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) muestran la importancia de los cascos para prevenir lesiones y muertes. El informe encontró que de 2009 a 2018:


•Las muertes relacionadas con las bicicletas aumentaron entre 2009 y 2018, principalmente de los adultos.

•Hubo casi 597,000 lesiones cerebrales traumáticas vinculadas a las bicicletas que se trataron en las salas de emergencia de los hospitales de Estados Unidos.

•La tasa de visitas a las salas de emergencia disminuyó casi un 50% entre los niños, pero disminuyó solo un 6% entre los adultos.

•Los hombres fueron tres veces más propensos que las mujeres de tener que ser tratados en emergencias por lesiones cerebrales traumáticas.

•Las políticas que requieren el uso de cascos para bicicletas han logrado el uso constante y prolongado de cascos para bicicleta y una reducción del 20% al 55% en las lesiones en la cabeza.


Un informe reciente de la CPSC (en inglés) sobre el impacto del COVID-19 en la lesiones tratadas en las salas de emergencia de los hospitales durante el periodo entre marzo y septiembre de 2020 también destacó la preocupación, señalando que aunque hubo un ligero aumento (1%) en las lesiones en general vinculadas con bicicletas, las lesiones para los usuarios de 40 años o más, aumentaron en un 21%, y en un 39% para los adultos mayores de 70 años. Las lesiones causadas por patinetas, scooters y patinetas eléctricas tipo hoverboard aumentaron 39%.


Aunque no se ha demostrado que el diseño de un casco prevenga las conmociones cerebrales, la iniciativa ATENCIÓN (HEADS UP, en inglés) de los CDC ayuda a las personas a identificar los síntomas de una conmoción cerebral y cuándo es necesario un tratamiento.


Para prevenir las lesiones en la cabeza relacionadas a los deportes, los consumidores deben: usar siempre un casco y cualquier otro equipo de protección al andar en bicicleta o al practicar algún deporte, seguir las instrucciones del fabricante y cerciorarse de que el casco le ajuste bien y usarlo correctamente.


Además, reemplazar el casco cuando sea necesario. Los accidentes pueden afectar los cascos y es posible que los daños no se noten. Grietas, correas desgastadas y falta de almohadillas u otras partes son razones para reemplazar el mismo. Buscar una etiqueta que indique que cumple con la normativa de seguridad federal de la CPSC.


Por otro lado, se recomienda tener cuidado con los automóviles y respetar los reglamentos viales y locales al andar en bicicleta, scooter o patineta. Información adicional: SeguridadConsumidor.gov.

Entradas Recientes

Ver todo