• Editorial Semana

Celebra sus 40 años la Asociación Central


Por: Jorge L. Pérez


A finales de la década de los años setenta, Miguel Angel Jiménez, mejor conocido como Mickey, un maestro de ciencias, y José María González, un misionero nacido en Africa conocido como Chema, empezaron a cultivar la práctica del fútbol entre un grupo de muchachos en el parque de béisbol de Bairoa.


“Aunque enseñaba biología, Jiménez había viajado mucho por Europa, porque su padre era militar, y se había empapado bastante del fútbol, que todavía no era muy conocido aquí”, dijo Félix Nieves, actualmente vicepresidente de la Asociación Central de Balompié.


Poco después, Mickey, que entonces enseñaba en el Colegio San Antonio Abad y luego pasaría a trabajar como maestro en el Colegio San José y, por último, en el Colegio Bautista de Caguas hasta retirarse, dio con la idea de que se creara una asociación y, en efecto, el 14 de septiembre de 1980 -fecha que hace poco conmemoró su 40mo aniversario-, nació la Asociación Central de Balompié, reconocida como la primera asociación regional de fútbol de Puerto Rico.


Al hacer el anuncio entonces, Jiménez explicó el significado del nombre, diciendo que la palabra ‘central’ sería siempre la más significativa del nombre de la organización.


Esto, no solamente por estar la sede principal de la Asociación en el área central de Puerto Rico, sino por el propósito existencial de hacer del fútbol un instrumento primordial de Dios para lograr buenos futbolistas y seres humanos de bien.


“Mickey la presidió muchos años”, dijo Nieves.


Ese año y en 1981, ya estaban practicando unos 15 jugadores -entre ellos un juvenil Félix Nieves, quien se integró a la Asociación cuando estaba en sexto grado- que luego serían reconocidos como fundadores de la organización.


Se trataba de un grupo de estudiantes del nivel intermedio y superior del Colegio San José de Caguas y otros provenientes de otros colegios y escuelas de la misma ciudad.


Entonces, ante la necesidad de unas instalaciones en que se pudiera contar con una cancha de balompié por vez primera, y con miras al futuro, en el 1981, la Asociación consiguió unas instalaciones inconclusas en el Polideportivo de la Primera Sección de la Urbanización Villa del Rey, en Caguas.


Varios años más tarde, y con la ayuda del entonces Departamento de Recreación y Deportes del Municipio de Caguas, completaron su construcción, lo cual ha contribuido significativamente al continuo desarrollo de la organización desde sus primeros años.


Desde inicios de su existencia, la Asociación ha obtenido grandes triunfos, destacándose entre estos el haber desarrollado el mayor número de jugadores que a través de los años han sido becados por las universidades en las cuales hacen sus estudios universitarios y que han participado en las competencias futbolísticas de la Liga Atlética Interuniversitaria o LAI.

También es sede de la Liga Central y del Club Criollos, el cual ha obtenido varios campeonatos nacionales.


Hoy en día, el campo de fútbol lleva el nombre de Mickey Jiménez y cuenta con equipos en todas las categorías, masculinas y femeninas, “desde el microfútbol hasta Superior” y fue reconocida por la FIFA -la federación internacional- como el modelo a seguir para las demás asociaciones regionales del país.


En los últimos días, una de sus jugadoras más destacadas, Laura Suárez, capitana de la selección nacional y, en su momento, del Club Criollos, hizo historia al ser fichada para jugar con el club Levante Unión Deportiva en la Liga Reto Iberdrola, Grupo B de la Primera División de España.


“Antes de que se suspendiera todo por la pandemia -incluso no pudimos celebrar el 40 aniversario-, teníamos unos 30 equipos de todas las categorías y unos 15 clubes”, dijo Nieves, “pero ahora no se está haciendo nada, excepto unas clínicas para los jugadores que ya están con los Criollos”.


“Pero de cambiar la orden ejecutiva, ya para enero o febrero debemos estar de regreso con todo”, finalizó.