Celebran la carrera de Willie Quiñones


Por Héctor ‘Titito’ Rosa


Las anécdotas y recuerdos marcaron la celebración del aniversario número 45 del debut de José Willie Quiñones con los Criollos en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), con una ceremonia que se llevó a cabo en el Jardín Botánico y Cultural William Miranda Marín, de Caguas.


Múltiples personalidades del deporte de baloncesto se reunieron el sábado pasado para honrar la trayectoria del legendario canastero, noveno mejor anotador en la historia del BSN con 11,012 puntos y tercero de todos los tiempos en tiros libres anotados con 2,491.


Los abrazos y saludos calurosos llenaron de alegría al lugar. La actividad, organizada por el Municipio Autónomo de Caguas, sirvió de encuentro para viejos amigos, muchos sin verse por años.


“Esto ha sido algo grande, muy grandioso. Estar con mis compañeros, con tantas anécdotas que se contaron, para mí es un orgullo y un placer que Caguas me haya hecho este reconocimiento. Estoy bien agradecido. Representé a Caguas de corazón y con orgullo”, expresó.


Quiñones, quien nació en Bayamón y se crió en Nueva York, se ganó el cariño de los cagüeños, convirtiéndose en un hijo de la ciudad criolla.


Agradeció que el reconocimiento lo recibió en vida, ante la presencia de su familia y amistades. “Esa es la mejor parte porque en muchas ocasiones eso no pasa. Gracias a Dios se me dio en vida y espero seguir viviendo par de añitos más para seguir celebrando”, estableció.


Recordó que luego de un torneo universitario, Héctor Olivencia hizo posible el contacto con el apoderado de los Criollos, Héctor ‘Tato’ Dávila para que se diera la firma con el equipo.

“Tato Dávila fue con Libertario Pérez a buscarme a Nueva York. Yo había firmado con Río Piedras un contrato nativo para jugar superior pero tenía que esperar tres años y no quería esperar porque yo estaba preparado para jugar. Tato buscó la manera, entré como ‘nuyorican’ y gracias a esa decisión llegué a Caguas”, contó.


Su debut con los Criollos fue en la temporada del 1976 y se retiró en 1995. Se unió al Equipo Nacional en 1978, siendo clave en todos los torneos internacionales que participó.


Entre los presentes en la actividad, se encontraban los exintegrantes de los Criollos, Manuel ‘Lolo’ Juncos, Willito Meléndez, Héctor Olivencia y Diego Gomila. También, el exapoderado de los Criollos, Felo Rivera; el exjugador de los Mets de Guaynabo, José ‘Pipe’ Pérez y Ángel Toro, en representación del presidente de la Federación de Baloncesto, Yum Ramos.


Héctor ‘Tato’ Dávila, considerado el padre del baloncesto en Caguas, tuvo palabras de elogio para Quiñones, a quien describió como uno de los mejores jugadores del país.


“Desde que se unió a los Criollos fue un extraordinario jugador. Hay que agradecerle lo mucho que hizo por Puerto Rico, se tiene que sentir satisfecho por lo que ha logrado”, destacó.


Para cerrar la actividad, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, le hizo entrega de un afiche con varias imágenes de su extensa carrera.


“Reconocemos tu trayectoria y compromiso con nuestra ciudad y nuestra amada Isla de Puerto Rico. Siempre brillaremos como pueblo porque tenemos el orgullo patriótico y el corazón para medirnos y sobresalir. Tú eres digno ejemplo de esto”, resalto Miranda Torres.


A sus 65 años, Quiñones se mantiene activo en el baloncesto master. En el 2018, fue integrante del equipo que ganó oro en el Campeonato del Mundo Master de la Unión Mundial de Maxibasketball, en Queens College, Nueva York.