top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Celebran la nueva Roger L. Mendoza



Francisco ‘Furiel’ Ramos le hace un reconocimiento a Angel Dieppa, quien se retiró como encargado de la propiedad.

Por Jorge L. Pérez/JPG Media Group

Fotos Pepo Pereira/Municipio de Caguas


El renovado hogar de las Criollas en el voleibol femenino -y de los Criollos en el BSN-, pasó con calificaciones de honor su primera prueba, cuando, el domingo 21 de enero, el coliseo Roger L. Mendoza fue la sede del juego inaugural local de las Criollas ante las Valencianas de Juncos.


“Es algo espectacular”, dijo el apoderado de las Criollas, Francisco ‘Furiel’ Ramos. “Todo quedó muy bonito”.


“Estoy muy contento y muy agradecido con el municipio de Caguas, que siempre ha sido muy bueno con nosotros”.


La remodelación de la cancha, incluyó la colocación de nuevas butacas, un tablero nuevo y un potente acondicionador de aire central.


La capacidad del público es un poco menor que antes -aproximadamente 2,570 butacas, en vez de 2,800-, pero Furiel recalcó que todavía van a seguir las mejoras.


“Esto va a seguir hasta marzo”, dijo.


“Todavía hay que mover el tablero un poco, y se va a habilitar un área de VIP con mesas, como había antes”.


El dirigente de las Criollas, Juan Carlos Núñez, también estaba entusiasmado.


“Hay muchas mejoras, pero ese tablero es un tablero casi de NBA, le da una nueva vida a la cancha”, dijo. “Y también tenemos ahora un aire acondicionado estable”.


En las pasadas temporadas se habían venido alquilando acondicionadores portátiles.


“Y los camerinos, ahora con sus ‘lockers’, quedaron muy bonitos”, agregó.


Pero Núñez también elogió a la fanaticada que, aunque no llenó la cancha, sí tuvo una presencia nutrida, algo sorprendente en vista de que esa misma noche los Criollos del béisbol invernal estaban en vías ce conquistar el cetro frente a los Gigantes de Carolina en el octavo juego de la serie final, celebrado no muy lejos de allí en el Yldefonso Solá Morales.


De hecho, luego de la emocionante victoria en cuatro sets, muchas jugadoras de las Criollas salieron en manada hacia el Solá Morales para ver las entradas finales de ese juego.


“Me sorprendió, porque yo no esperaba tanta gente”, dijo Núñez. “Si este juego hubiese sido mañana (lunes), estoy seguro de que hubiera estado llena”.


Entretanto, Núñez también quedó complacido con el desempeño de su joven equipo, uno en el que la central Diana Reyes es el único enlace con las célebres campeonas del pasado.


Con el triunfo por parciales de 25-16, 18-25, 27-25 y 25-17 sobre Juncos- Caguas-que había vencido en tres sets a las campeonas Pinkin de Corozal en su primer partido-, mejoraron a 2-0 y luego aumentaron su rcord a 3-1 el pasado fin de semana.


“La actitud de las jugadoras es muy buena”.


Durante las ceremonia inaugural, las Criollas le dedicaron su temporada a Angel Dieppa, quien se retiró después de trabajar el año pasado en su undécima temporada como encargado de propiedad del equipo, función que ejerció durante 20 años en el voleibol femenino.

174 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page