• Editorial Semana

Cementerio Histórico de Cayey se prepara para el Día de las Madres


Por: Editorial Semana, Inc.


El Municipio de Cayey se realizan todos los preparativos pertinentes para atender a los visitantes que este domingo, Día de las Madres, quieran rendirle homenaje a las madres de su familia cuyos restos reposan en el histórico cementerio municipal, fundado en 1819. El mismo está ubicado en la Avenida José de Diego (carretera PR-14) de esa ciudad.


“Hemos puesto mucho cuidado y cariño en este proyecto, y como todos los años, vamos a recibir a los visitantes, esta vez manteniendo todas las disposiciones de salubridad por la pandemia”, destacó el alcalde Rolando Ortiz Velázquez.


Para dicho día, el personal municipal atenderá a los visitantes de 5:00 am a 3:00 pm, con el debido registro de temperatura con termómetros digitales y solución desinfectante. Es importante enfatizar en el uso de mascarillas en todo momento y evitar aglomeración de personas, aunque se hayan vacunado contra el Covid-19.


En la víspera del Día de las Madres, sábado 8, los portones abren a las 8:00 am y cierran a mediodía. En dichas instalaciones, de las que se tiene registro desde al menos 1819, descansan los restos de insignes cayeyanos como el pintor y arquitecto Don Ramón Frade de León, el escritor Miguel Meléndez Muñoz, exalcaldes como Leonides “Johnny” Toledo y la familia de empresarios Mendoza, deportistas como el boxeador Pedro Montañez y educadoras como Ana Borrero, Doris Maldonado, entre muchos otros.


Los cementerios también son recordatorios muy vívidos de cómo se sienten las personas acerca de sus figuras maternas, quiénes fueron estas mujeres en la vida y cómo la familia eligió recordarlas después de la muerte.


La conmemoración del Día de las Madres ya supera los 100 años. Fue en el 1905 cuando la estadounidense Anna Jarvis, de Grafton, West Virginia, quiso rendirle homenaje a su madre, que el 9 de mayo de ese mismo año falleció y a todas las madre del mundo.


En 1914, el entonces presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson firmó un proyecto de ley para reconocer el Día de la Madre de Jarvis como día señalado a nivel nacional, costumbre que Puerto Rico adaptó, aplicándole los valores culturales y religiosos de la personalidad latinoamericana.