Centros Comerciales aseguran que un cierre parcial tendrá un efecto catastrófico en la economía


Por: Antonio Luis Negrón Cruz | CyberNews


La Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños (ACCP) presentó el miércoles, los resultados del Black Friday y estatus de protocolos a seis meses de su reapertura.


Sobre el Black Friday, el ingeniero Adolfo González, presidente de la ACCP dijo en comunicación escrita: “Este año, las actividades del Black Friday se transformaron completamente, se diluyeron en más días para evitar posibles aglomeraciones. Muchos centros comerciales comenzaron sus ventas más temprano en el mes y estuvieron ofreciendo especiales y otras alternativas de ahorro para las compras de Navidad, con el objetivo de continuar moviendo la economía y proteger la salud y el bienestar de nuestros clientes. Nuestro objetivo como Asociación ha sido ser muy cuidadosos con los protocolos y con el control de capacidad, siguiendo la Orden Ejecutiva, para poder siempre brindar alternativas a nuestros visitantes”.


La firma Inteligencia Económica de Gustavo Vélez presentó indicadores de la situación comercial, la cual reportó una caída del índice de actividad económica acumulada en lo que va de año, lo que se traduce a un 5.8 por ciento mensual.


Se indicó que un cierre parcial que solo permitiese entregas por curbside o ventas en línea sería catastrófico para los comercios dentro de los centros comerciales, de los cuales más del 60 por ciento son pequeñas y medianas empresas locales. En este momento, cuando los comercios que siguen abiertos han registrado pérdidas sin precedentes, tienen inventario navideño almacenado, han contratado personal adicional, y que están siguiendo las directrices de las órdenes ejecutivas, sería una sentencia de muerte para muchos comerciantes. No lo van a sobrevivir, y peor que todo, tampoco se verá una reducción significativa de contagios porque el problema principal está en las reuniones familiares y recientemente en las conglomeraciones con fines políticos a principios de noviembre.


Durante la presentación, estuvieron presentes representantes de los principales centros comerciales de la isla, incluyendo Plaza Las Américas, Plaza del Caribe, Céntrico Mall, San Patricio Plaza, The Mall of San Juan, Plaza Río Hondo, entre otros.


Además, se promovieron las compras en línea y el servicio de recogido o curbside pick up, y entregas a domicilio. Como resultado de estos cambios, las ventas del día fueron paralelas a las que ha habido en las últimas semanas, pero no fueron mayores de lo que fueron el año pasado en la mayoría de los establecimientos. Todo se llevó a cabo de manera ordenada sin ningún incidente.


En el lado positivo a toda esta situación, los centros comerciales presentes reportaron las recientes aperturas de tiendas, los esfuerzos que realizan a diario para apoyar a los inquilinos y sus ventas en esta temporada que es la más importante del año.


Daneris Fenández, presidenta de la firma de consultoría DGF Consulting Group y miembro del task force económico, detalló cómo funciona el Modelo de Vigilancia Colaborativa, programa que se estructuró para que lo centros comerciales implementaran el proceso de auto fiscalización solicitado en agosto por el gobierno.


Desde entonces y hasta el momento, se han realizado 2.2 millones de verificaciones o muestras de los 4 puntos que requiere este proceso:


Cumplir con distanciamiento mínimo de 6 pies en filas

Uso de mascarillas en todo momento (puestas de forma correcta, tapando boca y nariz)

Mantener distanciamiento físico de 6 pies o más con el fin de evitar aglomeraciones

Mantenerse dentro de la capacidad máxima de personas en los centros comerciales en todo momento

En cada uno de estos parámetros, el cumplimiento fue el siguiente:

Distanciamiento físico 98.2 por ciento

Uso de mascarillas 99.3 por ciento

Aglomeraciones (acceso de líneas) 97.85 por ciento

Uso de capacidad máxima 100 por ciento


En un escenario de alto riesgo, los resultados requerían un mínimo de cumplimiento de 90%, así que queda comprobado que los centros comerciales han hecho las cosas correctamente siendo estrictos y responsables en sus procedimientos. La industria de los centros comerciales ha sido la única en realizar este proceso de manera continua.


“Agradecemos a la ciudadanía por cooperar de manera efectiva con los requisitos en todo momento. Esto ha logrado que los centros comerciales de formato cerrado garanticen el cumplimiento de los protocolos, demostrando ser lugares seguros para visitar. Cualquier decisión de cierre que pudiera tomar el gobierno en este momento, no está alineada con el modelo y la evidencia de estos resultados”, declaró Daneris Fernández.


“Ha sido un proceso difícil, que ha supuesto invertir en equipo y personal adicional al mismo tiempo que se manejan pérdidas millonarias y cierre de establecimientos. Es difícil operar rentablemente con las restricciones que tenemos y el regreso al 30 por ciento de aforo después de que estábamos en 50 por ciento. La industria ha seguido en todo momento las directrices del gobierno, sometiendo sus planes y colaborando en todo momento para proteger la salud y la vida de los consumidores. Si los ciudadanos se portaran en todo momento como se portan dentro de los centros comerciales, tendríamos mucho menos riesgo de contagio de COVID”, puntualizó el ingeniero González.


La Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños es una entidad establecida con el propósito de unir a los centros comerciales bajo una sola voz. Además atiende aquellos asuntos que afectan tanto a los centros comerciales y a sus inquilinos. Para más información, puede visitar la página de Asociación de Centros Comerciales Puertorriqueños en Facebook y/o visitar www.protocoloaccp.com para conocer en detalle el protocolo de seguridad ante el COVID -19.