• Editorial Semana

Charlie Delgado presenta propuestas para atender problema de violencia contra la mujer


Por: Editorial Semana, Inc.


Describiéndolo como “un asunto impostergable para el país”, el candidato del Partido Popular Democrático (PPD) a la gobernación, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, reiteró su compromiso de declarar un Estado de Emergencia por la violencia contra la mujer inmediatamente se convierta en gobernador de Puerto Rico. En una conferencia de prensa en la sede de la colectividad en Puerta de Tierra, junto a un grupo de candidatas del PPD, presentó una serie de propuestas para prevenir este problema social.


Delgado Altieri recalcó que desde marzo le solicitó a la gobernadora que declare el Estado de Emergencia, petición que también han hecho otros sectores y organizaciones. Dichas solicitudes no han sido acogidas mientras se registra un aumento en los casos de violencia contra la mujer.


Sus propuestas incluyen además identificar los fondos y partidas para implantarlo, formular y establecer política pública de cero impunidad en estos casos, crear un Consejo Asesor del Gobernador que presente informes trimestrales de acciones encaminadas y resultados obtenidos al respecto, y la creación de un albergue gubernamental para mujeres maltratadas, con todos los recursos para su protección, asistencia psicológica y adiestramiento para un empleo y vida independiente. Este llevará el nombre de VIVA MUJER. De igual manera, dijo que se separará una asignación anual recurrente para los albergues de emergencia y vivienda transitoria para víctimas para asegurar que estos se mantengan operando ininterrumpidamente.


Además propuso fortalecer las facultades fiscalizadoras de la Oficina de la Procuradora de la Mujer y coordinar a través esta una mejor capacitación y adiestramientos a policías y otros empleados públicos que intervienen en la atención de las víctimas. De igual manera se implementaría un currículo de enseñanza con perspectiva de género sobre la base de la equidad y el respeto a cada persona, que debe contar con la evaluación, trabajo en equipo y recomendaciones de todos los grupos de interés.


Indicó que se priorizará la realización rápida de los análisis adecuados tras una agresión sexual en el Instituto de Ciencias Forenses y se establecerán protocolos efectivos en el manejo de las órdenes de protección, fortalecimiento de los sistemas de alerta temprana y geolocalización en coordinación con las fuerzas de seguridad locales, municipales y federales. Además propone requerir y garantizar la recopilación de estadísticas que sirvan para establecer y mejorar políticas públicas.


Asimismo, propone publicar una Campaña de Prevención, Educación y Orientación permanente a través de todos los medios de comunicación y en las escuelas y agencias de gobierno, en unión con la empresa privada, coordinar con la Rama Judicial, el Colegio de Abogados y las Escuelas y Facultades de Derecho para la asignación de abogados y abogadas de oficio para prestar servicios legales a las víctimas y garantizar el acceso a la justicia a las personas que están en situaciones de violencia por razón de género, incluyendo la preparación y actualización de informes sobre los servicios prestados y sus resultados. En cuanto a los municipios se coordinaría con los mismos la implementación de adiestramientos para la creación y activación de grupos especializados en violencia en el primer nivel de atención y comités de respuestas comunitarias, que trabajen en la prevención y asistencia a las víctimas de violencia contra la Mujer.


“El Estado de Emergencia se mantendrá hasta que estemos satisfechos con los logros alcanzados. No vamos a quedarnos cruzados de brazos, ya es hora de que en Puerto Rico se atienda esta problemática de forma prioritaria a través de una Orden Ejecutiva que reconozca la responsabilidad del gobierno en atender esta emergencia con medidas urgentes y contundentes”, expresó Delgado Altieri al añadir que integrará en sus propuestas y medidas a las organizaciones no gubernamentales que tienen la experiencia, la preparación y el compromiso de trabajar con este problema social.