• Editorial Semana

Colegio de Peritos Electricistas lamenta muerte de obrero no autorizado


Por: Pedro Bosque-Pérez | CyberNews


La presidenta del Colegio de Peritos Electricistas de Puerto Rico (CPEPR), Frances Berríos Meléndez, lamentó este miércoles la muerte de un trabajador, que no era perito electricista, por una descarga eléctrica en el Centro Gubernamental Minillas, en Santurce.


“Lamentamos profundamente la muerte de este trabajador. Con gran sensibilidad tenemos que recordar al país que la ley autoriza únicamente a peritos electricistas a realizar trabajos de electricidad. Esta es la única manera en que podemos salvaguardar la vida y seguridad de todos”, expresó Berríos Meléndez en una comunicación escrita.


Las autoridades identificaron al occiso como Luis A. Soto Alejandro, de 52 años.


La Ley 115 que crea la Junta Examinadora de Peritos Electricistas y la Ley 131 que crea el Colegio de Peritos Electricistas de Puerto Rico establecen que toda persona que trabaje con sistemas de electricidad tiene que estar adiestrado, licenciado y colegiado. Los peritos electricistas cumplen con un mínimo de 1,000 horas de estudios en una institución acreditada y tienen que aprobar dos reválidas.


“Según informes preliminares, el perjudicado, que no figura en el registro de peritos electricistas, realizaba trabajos de reparación a un horno en el área del sótano del edificio gubernamental. Esto es una tragedia para el país. En el CPEPR es parte de nuestra responsabilidad social orientar a los ciudadanos. Todo contratante tiene que garantizar que emplea a una persona autorizada. De lo contrario, la ley penaliza al trabajador no autorizado y al que lo contrata. La responsabilidad es de ambos”, añadió Berríos Meléndez.


Explicó que todo trabajo de electricidad requiere un perito electricista y otros trabajos que, aunque no tengan directamente que ver con electricidad, si se realizan en lugares donde hay conexiones eléctricas también necesitan la evaluación de un perito. Estos trabajos son muy peligrosos para una persona que no está debidamente adiestrada en seguridad eléctrica.