• Editorial Semana

Conflictos con las colindancias de terrenos


Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


Recibimos múltiples consultas relacionadas a las colindancias de las propiedades. Estas situaciones generan conflictos entre vecinos, ya que uno de ellos puede entender que tiene derecho a una mayor cabida de la que le corresponde. Durante la pandemia, muchas personas han tomado el tiempo para hacer mejoras a sus propiedades generando numerosos conflictos entre vecinos. La cantidad de consultas relacionado a las rectificaciones de cabida han sido numerosas y queremos brindar una guía sobre los asuntos relacionados a las rectificaciones de cabida de los terrenos.


Un principio básico que existe en nuestro código civil es que las personas tienen derecho de gozar de su propiedad en paz. Cuando surge alguna situación que limite ese derecho, la persona afectada puede acudir al tribunal para que se aclare esta situación. La primera opción siempre será que se pueda iniciar un diálogo con el vecino para resolver el asunto por acuerdo entre ellos. Si eso no es posible, se presenta ante un tribunal una Acción de Reivindicación.


La acción de reivindicación, en términos sencillos, es el derecho que tiene una persona para acudir a un tribunal a reclamar que lo que considera suyo, se le entregue. Es una de las acciones más comunes en cuanto a defender la propiedad. Para que se pueda presentar esta acción se tienen que dar unos requisitos.


El primero es que la persona que desea presentar la acción debe tener un título de propiedad. Hay que probar en el tribunal que se adquirió la propiedad válidamente. Existen varias maneras de adquirir una propiedad, las más comunes son por la compraventa, cesión de derechos hereditarios, donación, etc. Todas esas transacciones generan escrituras públicas, que deben constar en el Registro de la Propiedad.


Se debe establecer que la otra parte no sea dueño de su terreno o que no tenga ningún título que lo autorice a estar allí. Ejemplos de autorizaciones para usar el terreno es un contrato de alquiler o una cesión de uso de la propiedad.


Otro requisito indispensable es identificar adecuadamente lo que se está reclamando. Cuando hablamos de terrenos, hay que establecer con claridad las colindancias. Para esto necesitamos tener los planos que identifiquen claramente las medidas y las colindancias. De no poder llegar a un acuerdo sobre este asunto, será necesario la contratación de un perito agrimensor para preparar los planos del terreno y que pueda comparecer al tribunal para declarar sobre los planos que preparó identificando el terreno y las circunstancias de este.

Debemos tener presente que estemos dentro del término establecido para llevar la acción.

Hace unas semanas reseñamos el asunto de la prescripción para adquirir los terrenos por el paso del tiempo. Como expresamos en esa columna, con la aprobación del nuevo Código Civil, esos términos se redujeron a 10 años, si es de buena fe la adquisición, y 20 años para los demás casos. Esta situación puede generar una defensa válida para la persona que está en posesión del bien que deseamos recuperar.


Es importante también hacer un estudio de título de la propiedad para verificar el estado de la propiedad en el Registro de la Propiedad. De ese estudio pueden surgir causas de acción y defensas que se pueden utilizar en el pleito.


Estos requisitos básicos debemos evaluarlos antes de presentar la acción de reivindicación en el tribunal, para que podamos estar claros de la posibilidad de prevalecer en el caso. Es importante analizar los documentos y detectar posibles conflictos antes de que se lleve el caso ante el tribunal.


Como podrán observar, los procesos de las acciones de reivindicación son rigurosos y complejos. Pero si usted tiene una situación de una propiedad que quiere recuperar, es importante llevarla a tiempo para evitar situaciones que dificulten su reclamación por el transcurso del tiempo.


Es recomendable que se asesore legalmente para evaluar su caso en particular, debido a que, dependiendo de las circunstancias, la evidencia a presentar puede ser distinta. Este procedimiento es uno que le traerá beneficios muy positivos al finalizarlo, para que pueda recuperar su propiedad. Por su rigurosidad y complejidad, no se recomienda que se lleve este proceso sin la asistencia de un abogado.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, o visite nuestra página de Facebook o página web: www.estudiolegal-pr.com.