Conmociona a la comunidad cagüeña y Centro Oriental el arresto de jóvenes en México


Por: Editorial Semana, Inc.


Gran conmoción causó entre la comunidad cagüeña y de la Región Centro Oriental del País la noticia de la detención de dos jóvenes puertorriqueños en Cancún, México, tras ser señalados de haber violado una menor de edad el pasado 28 de junio. Este suceso produjo mayor impacto aún por el hecho de que los acusados, los hermanos Luis Daniel y Erick Zapata, son oriundos de Caguas y residen junto a su familia en el Barrio Turabo de esta ciudad


Según reporta la prensa mexicana, los jóvenes vacacionaban junto a su familia en un conocido hotel de la Riviera Maya (el Barceló), al igual que la menor que los señaló como los responsables de la agresión. Específicamente, en el periódico La Verdad se destaca que ésta indicó a las autoridades que se encontraba caminando por la playa del hotel con sus compañeros y que se quedó alejada del grupo por un descuido. Mientras ella describía el evento, aseguró que “dos hombres se la llevaron a la fuerza a una palmera donde la abusaron sexualmente”.


Sin embargo, el padre de los hermanos Zapata declaró a la emisora puertorriqueña Noti Uno que sus hijos conocieron a la víctima en una barra deportiva donde ésta le hizo acercamientos al hermano menor. Aseguró que ellos estuvieron allí hasta que cerraron, a las 2 de la mañana, “pues aparente y alegadamente ellos salen de allí y están en los predios del hotel, pues en esos momentos sale la muchacha gritando, con un show terrible, que la habían violado dos puertorriqueños, y muchas cosas”.


En la entrevista radial, Zapata añadió: “Llamaron a la seguridad del hotel. Ellos nos llaman, pues nosotros llegamos al lugar y nada pues los tienen retenidos porque están investigando.

De momento llegan la Policía, la Policía Municipal, y nada, sin decirnos nada básicamente se los llevan arrestado, eso fue casi a las 3 y pico de la mañana (madrugada de lunes 28), y se los llevan para el cuartel y sin decirnos nada, “tienen que llegar allí. Hablamos con los del hotel y nos gestionaron un taxi”.


Por otro lado, trascendió que los cargos por agresión sexual en su contra fueron desestimados ante la falta de pruebas. Sin embargo, enfrentan cargos por actos lascivos, según un familiar que alega que las acusaciones son falsas. Este familiar, a su vez, aboga porque los jóvenes sean liberados prontamente.