• Editorial Semana

Contra viento y marea la Caguas Basketball Academy


Por Jorge L. Pérez


A pesar de que, como era de esperarse, la pandemia del coronavirus ha provocado que se alteren sus operaciones, la Caguas Basketball Academy ha seguido adelante y ofreciendo sus servicios.


Fundada en agosto de 2013 y presidida por uno de sus fundadores, Joan Bermúdez, quien es actualmente el dirigente de baloncesto de la UPR de Cayey, la academia estuvo operando hasta la llegada de la pandemia en los predios de la escuela Gautier Benítez y en los de la Felipe Rivera Centeno.


Más recientemente estuvo solo en la Gautier Benítez.


“A cambio de usar sus instalaciones”, explicó, “nosotros dirigíamos los tres equipos de baloncesto masculino a la escuela, en los que trabajaban tres de nuestros ocho ‘coaches’”, dijo Bermúdez.


Ese formato cesó al detenerse todo por la pandemia.


“La escuela no está operando”, explicó. “Pero desde hace unos seis meses nosotros volvimos a operar, dando nuestros servicios en la cancha de la Urbanización Villa María”.


“Antes llegamos a tener 10 equipos y 120 jugadores”, dijo Bermúdez, quien cuenta con la asistencia de Luis Omar Colón, “pero ahora tenemos 60 y solo estamos en entrenamiento”.


Hasta hace poco, cada ‘coach’ solo podía trabajar con ocho jugadores a la vez, debido a las restricciones del protocolo de salud, pero la más reciente orden ejecutiva aumentó a 12 el número de jugadores que puede estar activo en cada sesión.


En Villa María, la Academia está activa de lunes a jueves, de 5:30 a 9:00 p.m.


“Estamos trabajando en varios grupos, pero los estamos separando por destrezas, no por edades”, dijo Bermúdez, aunque los atletas participantes se encuentran entre los 5 y los 19 años de edad.


“Y solo estamos con varones, aunque estábamos considerando empezar a trabajar con las féminas cuando entró la pandemia”.


Los padres interesados pueden comunicarse a los teléfonos (787) 310-7894, (787) 557-1560 y (787) 969-9323.


El costo es de $10 por sesión, aunque también la Academia ofrece unos ‘paquetes’ especiales.


“Solo tienen que llamarnos y, cuando vengan, los ‘coaches’ proceden a evaluarlos para ver el nivel de sus destrezas”, concluyó.


Bermúdez se mostró agradecido de que la academia se haya podido mantener operando a pesar del aumento nacional en los casos de COVID-19.


“Por estar en una urbanización privada no hemos tenido problemas, aunque sí estamos siguiendo todo el protocolo de salubridad”, dijo, “aparte de que el municipio de Caguas tampoco ha cerrado sus instalaciones todavía”.


“En otros municipios aledaños sí ha pasado eso y entiendo que es muy lamentable, porque todavía no se ha establecido de verdad que haya una relación entre el deporte y el contagio, si se sigue todo el protocolo”.


“De hecho”, dijo, “a los municipios les conviene que siga habiendo actividad controlada en las canchas de las urbanizaciones porque, de lo contrario, se están metiendo de todos modos a las canchas a jugar y ahí sí existe un peligro real, porque no hay ningún control”.