Cuando un familiar es diagnosticado con Alzheimer


Por: Editorial Semana, Inc.


El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Conlleva un deterioro cognitivo que afecta al desempeño de las actividades de la vida diaria de quien la padece, ya que se alteran funciones mentales como la memoria, el lenguaje o el razonamiento.


Los cambios ocasionados por el Alzheimer generalmente comienzan en la parte del cerebro que afecta al aprendizaje, por eso el síntoma temprano más común es dificultad para recordar datos recién aprendidos. Según van avanzando los síntomas, surge desorientación; cambios de humor y comportamiento; confusión cada vez más grave sobre eventos, horas y lugares; sospechas infundadas sobre familiares, amigos y cuidadores profesionales; pérdida de memoria y cambios en comportamiento más graves, y finalmente, dificultad para hablar, tragar y caminar.


Las personas con pérdida de memoria y otros signos posibles de Alzheimer pueden tener dificultad para reconocer que tienen un problema. Los signos de demencia pueden ser más obvios para los familiares o amigos. Cualquier persona que experimente síntomas similares a los de la demencia debe ir al médico inmediatamente. El diagnóstico temprano y los métodos de intervención mejoran notablemente, y las opciones de tratamiento y fuentes de apoyo pueden mejorar la calidad de vida.


El Alzheimer se desarrolla poco a poco con el paso del tiempo. Muchas veces lo confundimos con olvidos, o cambios en el carácter de la persona, entre otros. Sin embargo, cuando llega el momento en que el médico nos certifica que nuestro familiar padece de Alzheimer u otro tipo de demencia, nos toma por sorpresa y muchas veces no sabemos qué hacer.


Existen varias cosas que debemos saber para que el cuidador comience a manejar la conducta de su familiar o paciente de manera mas llevadera, ya que es una ardua tarea.

Comuníquelo a todas las personas con las cuales mantiene contacto, tales como los vecinos y todos aquellos a quienes conocen. La familia inmediata constituye el grupo mas importante con quienes hay que dialogar, porque estos serán el apoyo y soporte para el cuidador.


Atender a un paciente con Alzheimer requiere las 24 horas del día; demanda que el cuidador cambie su rutina de vida y hasta sus prioridades. Un cuidador a tiempo completo se agota físicamente. Por lo tanto la familia debe reunirse y hacer un plan de trabajo para sustituir al cuidador primario, ayudar economicamente y apoyarlo. Por otro lado es importante saber que cuando hable con un paciente de Alzheimer debe mirarle a los ojos y dialogar con un tono de voz normal. No le grite. Use lenguaje claro y sencillo.


Según avance la enfermedad, continuarán ocurriendo situaciones que requerirán más tiempo del cuidador y por lo tanto del apoyo más directo y constante de la familia. Es aquí donde los grupos de apoyo pueden ayudar. En estos momentos y a causa del distanciamiento fisico el grupo de apoyo de Caguas para cuidadores de pacientes de Alzheimer no se está reuniendo. Sin embargo, ofrece informacion a través de la pagina de facebook titulada:

Cruzando puentes/coaching de vida. Ademas puede comunicarse con al 787-637-2909 con Milagros grajales morales, mph / coach de vida y facilitadora del GA Caguas para cuidadores pacientes Alzheiemer.

Entradas Recientes

Ver todo