• Editorial Semana

Cuantiosas multas para quienes desperdicien el agua


Doriel I. Pagán Crespo, presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Por: Editorial Semana


Significativas multas de entre $250.00 y $4,500.01. enfrentarán aquéllos que desperdicien el agua, a tenor con la Orden Ejecutiva 2020- 049, emitida por la gobernadora Wanda Vázquez Garced que declara un estado de emergencia por sequía para todo Puerto Rico.


La cuantía de las multas dependerá de si es una violación residencial, comercial/gobierno o industrial, y si existe reincidencia. El período de orientación, sin multas, comenzó el 1 de julio y se extenderá hasta el 15 de julio. A partir del 16 de julio comenzarán las multas.


Doriel I. Pagán Crespo, presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, explicó que las restricciones de uso de agua potable dispuestas aplican a los siguientes municipios: Caguas, Aguas Buenas Cidra, Cayey, Gurabo, Juncos, Humacao, San Lorenzo, Las Piedras, Naguabo, Maunabo, Yabucoa, Guaynabo, San Juan, Adjuntas, Naranjito, Aibonito, Orocovis, Santa Isabel, Arroyo, Coamo, Juana Díaz, Patillas, Toa Alta, Barranquitas, Comerío, Peñuelas, Toa Baja, Bayamón, Corozal, Lajas, Ponce, Trujillo Alto, Cabo Rojo, Culebra, Río Grande, Vieques, Guánica, Loíza, Sabana Grande, Villalba, Canóvanas, Guayama, Maricao, Salinas, Yauco, Carolina, Guayanilla y San Germán.


Según la orden ejecutiva y a tenor con el Reglamento Núm. 8901 sobre el Uso de los Servicios de Acueducto y Alcantarillado Sanitario de Puerto Rico del 27 de enero de 2017, se prohibe:


Tener salideros o defectos en plomería que puedan determinarse a simple vista sin tomar las medidas correctivas, dejar correr el agua de forma indiscriminada, utilizar el agua de una boca de incendio para otros propósitos que no sean para fines de emergencia, de extinción de incendios o para efectuar simulacros oficiales de incendio, salvo por la autorización previa de la Autoridad. Además, se prohíbe toda actividad que vaya en detrimento de la pureza y la conservación de las fuentes de abasto de agua.


Cualquier violación será penalizada con multas administrativas que no serán menor de $250.00 ni excederán de $5,000.00; a menos que la ley o reglamento incumplido establezca una penalidad mayor. Además, se prohíbe utilizar agua potable que suple la AAA para regar plantas, jardines, siembras, cementerios, campos de golf con aspersores (“sprinklers”), mangueras y cualquier otro sistema de irrigación de 8:00 am a 6:00 pm., lavar con manguera o equipo a presión superficies impermeables tales como, pero no limitados a: plazas, aceras, marquesinas, áreas de estacionamientos, áreas comunes de condominios y hospederías, “screens”, ventanas, paredes, techos, tejas, fondos de piscinas, canchas de tenis, y otras estructuras similares.


Las prohibiciones también incluyen lavar vehículos de motor, con manguera o artefactos similares o donde el agua que se utilice para dichos fines no se recircule y recicle. Dicha prohibición excluye el lavado de equipos de emergencias médicas o respuesta en casos de emergencia que requieran tener niveles de limpieza para la prestación efectiva de sus labores; equipo pesado y de seguridad pública, al igual que lanchas, siempre y cuando utilicen aditamentos y prácticas que conserven el agua y eviten su desperdicio.


Tampoco se permitirá operar o rellenar fuentes de agua, estanques y/o cualquier otro tipo de estructura decorativa que no recircule el agua; llenar o rellenar piscinas, jacuzzis y/o estructuras similares para fines recreacionales domésticos y/o comerciales; dar mantenimiento a cisternas o tanques si esto conlleva descartar más del 15% del agua almacenada sin reutilizar la misma.


No se deberá usar agua con fines recreacionales tales como: juegos con agua, pegarse la manguera, o en otros artículos que se venden o alquilan con ese propósito (ejemplos: chorreras, brinca-brinca, etc.).