Cuentos de “camino” y frases “hirientes”


Por: Dr. Francisco Rivera Lizardi

riveralizardi@yahoo.com


En un corillo de jóvenes estudiantes universitarios una jovencita de lo más guapa ella, comentó: “No me digas una cosa como esa, que se me pone la carne de gallina”. Uno de los jóvenes, posiblemente el más aguzao, le contestó: Cuidado, que cuando a una muchacha a mi lado se le pone la carne de gallina, a mí, enseguida, se me pone la carne de gallo”...


Al ver una muchacha muy bonita luciendo un traje “top less” que le quedaba de maravilla, uno de los jóvenes universitarios preguntó: “Bueno, diganme, ¿qué es lo que mantiene a los trajes “topless” de las muchachas, en su posición?” “Que va a ser”, contestó otro de inmediato: “La gravedad”. “No, al revés “, le corrigió otro. “La Ley de Gravedad tira de los objetos hacia abajo. Recuerda la manzana de Newton que le cayó en la cabeza. Así que La Gravedad no puede ser”. “Chico”, le contestó el otro. “Yo me refiero a la “gravedad” de la situación que se formaría en el baile, si el traje “topless” se le llegara a caer hacia abajo”.


No deja títere con cabeza: devoradora de hombres. Tiene dientes como para parar un tren. Tiene más dientes que “la catalina” de un truck (pieza del motor). Él no sale para afuera sin el “amansa guapos”: (un revólver en la cintura). Lo tiene “contra las cuerdas”: (situación difícil, grave, como en el boxeo). Habla “para las gradas”: (para complacer al pueblo, a la multitud, sin dar buenas razones. “Pa’ lo que falta que venga el resto”: Falta tan poco que es mejor terminar de una vez. A la trágala: a la fuerza: Te lo tragas -lo aceptas- quieras o no. La relación, el acuerdo, no es “one way” (de un solo camino): los dos tienen que cooperar, estar de acuerdo, marchar juntos, a la vez.


Las letras “no se te van a borrar”: Haz ahora mismo lo que tengas que hacer. Hay tiempo después para la lectura del periódico, del libro. Atente a pan y no comas queso. Cuando continúas haciendo lo rutinario para dejar de hacer lo verdaderamente importante. Tira pa’ que pierdas: como quiera terminarás llorando; sea como sea al final acabarás perdiendo.

Ponte de pie. Mantener bien puestos los pies sobre la tierra. Levántate, no te detengas.

Marcha a tiempo. Arranca a tiempo. No te quedes sentado. Sueña y actúa. Camina hacia el éxito del futuro con serenidad. No te muestres de capa caída, rumbo al fracaso. No comas cuento. Ve siempre pa’ encima, por más obstáculos que te pongan. Perdona lo poco. Lo que te puedo ofrecer. Primero muerto que caer en las garras de una víbora como esa. Tía pescuezo: mujer de mala vida. Mampriola. La madama. De esa muchacha no se sabe nada; ni quien es ni de dónde viene. Dicen que Vive con una tía. ¿Con una tía?... Será con una tía pescuezo.


En la frontera norte de España con Francia, un Guardia Civil español le pregunta a un gitano que cruza la frontera con un burro cargado de dos barriles con algún líquido. “¡Qué lleva ahí!”, le gritó el Guardia Civil. “Llevo agua de Lourdes, señó Guardia Civí”, le contestó el gitano.

“Déjeme probar”, replicó el Guardia Civil. “Es agua de Lourdes señó Guardia Civí”. “Déjeme probar”. El gitano abrió uno de los barriles y le ofreció su contenido en un vaso al Guardia Civil. “¡Esto es cognac!, gritó el Guardia Civil después de probar del vaso. “Que es agua de Lourdes, señó Guardia Civí, se lo digo yo”. El Guarda Civil probó de nuevo del vaso y respondió otra vez: “¡Es cognac!” “Es agua de Lourdes, señó Guardia Civí.” El Guardia Civil le aseguró: “¡Es cognac! Pruébelo usted” y le acercó el vaso al gitano quien probó de él. “¡Milagro! ¡Milagro! ¡Milagro’, gritó sorprendido el gitano mientras elevaba las manos a lo alto.

---Comentarios a: riveralizardi@yahoo.com---