• Editorial Semana

Debut triunfal en Puerto Rico


Por: Jorge L. Pérez


Luego de registrar una gran actuación en el Clásico Primaveral de Atletismo celebrado los días 19 y 20 de marzo en la pista Basilio Rodríguez del Complejo Deportivo Guillermo Angulo, de Carolina, la corredora de ascendencia cagüeña, Gabby Scott, encara a principios de abril dos competencias donde tratará de acelerar el paso en busca de la ansiada clasificación olímpica.


Primero, Scott, quien en el evento internacional celebrado en Puerto Rico ganó en los 400 metros con un tiempo de 52.77 segundos, volverá a competir en ese evento el 3 de abril en Miramar, Florida.


Y luego, el 10 de abril, en la Universidad de Prairie View, de Texas, espera competir en el relevo 4 x 400 con las demás integrantes del equipo boricua que llegó segundo en Carolina con marca de 3:36.26.


Esa marca, de paso, quedó muy cerca de los 3:31 necesarios para confirmar el paso a las Olimpiadas de Tokio.


“La carrera del 10 de abril dependerá de que se haya recuperado de su lesión Grace Claxton”, dijo Gabby.


Claxton, quien ocupa el tramo de inicio del relevo, quedó lesionada luego de imponerse en el 400 con vallas, y su lugar tuvo que ser ocupado por Priscila Morales, quien se combinó con Scott, Jasmine Camacho-Quinn y Pariis García para obtener el segundo lugar.


“Estoy seguro de que hubiéramos ganado y alcanzado la marca si Grace no se hubiera lesionado”, dijo Gabby. “De hecho, tuvimos que hacer muchos ajustes de última hora y cambiar el orden y yo terminé abriendo, algo que no suelo hacer”.


De no alcanzar la marca mínima el día 10, el cuarteto de todos modos aspira a quedar entre los mejores 16, lo que lo clasificaría para los Mundiales de Relevos que se celebrarán el 2 de mayo en Polonia.


En esa competencia los mejores ocho clasifican para Tokio, explicó Gabby, quien también arribó tercera en los 200 metros.


Como destacada corredora colegial en la Universidad de Colorado, Gabby obtuvo en 2019 el segundo mejor tiempo en el atletismo de la NCAA en lis 400 con vallas con 56:04, “pero ahora mismo estoy concentrándome más en los 400 (lisos)”, dijo. “Simplemente estoy corriendo mejor ese evento”.


Nacida en Alemania, de madre cagüeña y un padre norteamericano que estaba jugando entonces baloncesto profesional en ese país, Gabby, de 24 años, se crió y aun vive con su madre en California, aunque ha venido frecuentemente a la Isla.


Su tío abuelo, Wilfredo Puig, fue vicealcalde de Caguas.


Gabby, quien representó a Puerto Rico en los Juegos Panamericanos de 2019, sin embargo tuvo su debut en la Isla como corredora en el evento de Carolina, que también representó su primera competencia al aire libre desde que comenzó la pandemia.


“Aunque no había presencia de público, fue algo especial”, dijo. “Fue bueno poder correr en presencia de mi familia”.


En Carolina también compitió su novio, David Adley Smith II, de ascendencia boricua, el saltador a lo alto que representó a Puerto Rico en los Panamericanos y en las Olimpiadas de 2016 y también aspira a llegar a Tokio.


“El también tiene buenas probabilidades”, dijo, “pero esta fue solo su primera competencia después de estar un poco lesionado desde enero”.


Antes de viajar a Texas, Gabby regresaría a Florida, donde tiene su campo de entrenamiento.


Los atletas tienen hasta el 13 de junio para clasificar para las Olimpiadas, que comenzarán el 23 de julio.