top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Decidida a respaldar a su padre



Joanelly lleva el lazo alusivo al padecimiento de cáncer en su camiseta.

Por Jorge L. Pérez/JPG Media Group

Fotos Pepo Pereira/Municipio de Caguas


Además de dedicarse al fútbol desde que era una niña pequeña, Joanelly González Merced también demostró desde una temprana edad el deseo de solidarizarse con las causas de los demás.


“Hace un tiempito, a la mamá de una amiguita de ella le diagnosticaron cáncer del seno, y, para respaldarla, ella empezó a llevar el símbolo del cáncer en su uniforme”, dijo su madre, Wilnelly Merced, quien debe su nombre a la legendaria exreina de belleza Wilnelia Merced, aunque no está emparentada con ella.


Y desde que, a su padre, Elio Javier González, le diagnosticaron a mediados del año pasado un padecimiento de cáncer, Joanelly igualmente comenzó a llevar en su honor el símbolo del cáncer en el dorso de la camiseta que viste como integrante del equipo de U15 (menos de 15 años) del reconocido club de fútbol femenino de Caribbean Stars, de Caguas.


“A él se lo diagnosticaron en julio y yo empecé a usar la camiseta con el símbolo del lazo en septiembre”, dijo Joanelly, estudiante de noveno grado en la B-You Academy, la popular escuela multideportiva localizada en Caguas.


“Lo hice para demostrarle mi respaldo, porque él siempre va a los juegos a apoyarme”.


Afortunadamente la enfermedad está controlada y el padre se mantiene activo y trabajando como asistente de terapia física en el Precision Health Center de Humacao.


Joanelly, quien juega como lateral derecho, tiene un hermano, Elio, Jr., de 17 años, quien se gradúa ahora de cuarto año en B-You.


La familia es de Juncos, y fue allí que tanto Elio como Joanelly comenzaron a jugar fútbol en distintos clubes.


“A Elio lo llevé cuando tenía seis años y Joanelly empezó a los tres o cuatro”, dijo Wilnelly.


Después ambos pasaron a estudiar en B-You, donde pertenecen al programa de fútbol de la institución y Joanelly juega en el equipo ‘senior’ que representa a la escuela en diferentes torneos, incluyendo el Buzzer Beater, pese a sus 14 años.


En Caribbean, estuvo jugando primero en U13 y ahora pertenece al equipo de U15, dirigido por Roberto Pérez, que obtuvo el subcampeonato el año pasado.


“Los dos (su padre y ella) la respaldamos en el fútbol”, dijo Wilnelly, “cuando uno no puede llevarla la lleva el otro o vamos los dos”.


Ambos padres apoyan la afición de sus hijos por el fútbol.

Ambos tienen un trasfondo deportivo -el padre jugó baloncesto escolar y la madre incluso practicó el judo en la LAI-, pero ninguno interviene directamente con su juego de fútbol.


“Sencillamente los dos vamos a los juegos y tratamos de no gritar mucho”, dijo Wilnelly.


Elio, Sr., sin embargo, sí ha tenido una larga trayectoria en el deporte, aunque no como atleta.


“Estuve 23 años trabajando en la Clínica de Medicina Deportiva en Santurce, con el Dr. Dwight Santiago y el terapista Víctor Vargas”, dijo, “y, como asistente de Victor, trabajé con los Cangrejeros de Santurce y los Mets de Guaynabo en el BSN, y fui con la Selección a Neuquén, Argentina”.


Fue el equipo que, contando con Piculín Ortiz, Guayacán Santiago, Rolando Hourruitiner y otras estrellas más, ganó la medalla de oro en el Preolímpico de 1995.


Y él agradece tanto el gesto de su hija, como su deseo de dejar saber sobre su enfermedad.


“Quizás, al saber de mi condición, más personas van a empezar a acudir temprano al médico cuando sientan alguna molestia”, dijo.


“Yo empecé con un dolor de espalda, pero cuando fui al médico, el cáncer de la próstata ya había hecho metástasis hasta los huesos, aunque estoy bajo tratamiento y está controlado”.

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page