Denuncian que alcalde saliente de Arecibo deja $50 millones en deudas con la AEE y AAA


Por: Pedro Bosque-Pérez | CyberNews


El alcalde electo de Arecibo, Carlos “Tito” Ramírez Irizarry, manifestó este lunes que las vistas de transición en ese municipio revelan un panorama crítico de las finanzas y ponen al descubierto acciones del alcalde saliente, Carlos Molina Rodríguez “para dejar a la administración entrante sin la liquidez necesaria para cumplir con los gastos operacionales”.


Entre los gastos operacionales está la nómina municipal y los pagos a los suplidores por los servicios básicos que necesita el Municipio para sus operaciones diarias, dijo Ramírez Irizarry en una declaración escrita.


El nuevo alcalde popular reveló que durante el proceso de las vistas públicas del Comité de Transición, salieron a relucir facturas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), por más de 45 millones de dólares y 5 millones de dólares respectivamente.


Ramírez Irizarry afirmó que a esta fecha la administración saliente no ha certificado a cuánto más ascenderían las deudas multimillonarias con ambas corporaciones públicas.


Señaló que estás dos deudas “demuestran la dejadez y negligencia de la pasada administración al no buscar planes de pago a tiempo o mecanismos alternos para mitigar dichas deudas, permitiendo que las mismas alcanzan niveles históricos lo que coloca al Municipio de Arecibo en riesgo de perder dichos servicios, o que en consecuencia estas agencias le embarguen propiedades municipales para con ello acreditar al pago de dichas deudas”.


El alcalde electo reveló también que la administración saliente le deja como herencia el pago de unas cuantas sentencias judiciales donde la administración municipal ha establecido y en otros casos, a días de dejar el poder, pretende establecer una serie de planes de pago, algunos de ellos gravando y comprometiendo las remesas futuras del CRIM, lo que afecta enormemente esta importantísima fuente de ingresos del Gobierno Municipal de Arecibo.


“Todo esto lo tendrá que asumir y enfrentar la nueva administración por la negligencia administrativa del alcalde saliente”, señaló Ramirez Irizarry.


Por otra parte, durante las vistas surgió que el 18 de noviembre de 2020 el alcalde saliente Molina Rodriguez ordenó una transferencia de fondos de 1,281,432 dólares para que de ahí se separaran 750,000 dólares para el pago de la liquidación de funcionarios de confianza de su administración y para asegurar su propio pago de liquidación de 69,000 dólares, “antes de abandonar el cargo y en plena Navidad sin tomar en cuenta la precaria situación de las arcas municipales y la propia situación de los empleados municipales a quienes se le adeuda el pago del bono de Navidad desde hace muchos años. Tal acción del alcalde saliente demuestra una profunda insensibilidad contra el pueblo de Arecibo y su gente”, sentenció Ramírez Irizarry.


A todo lo anterior se le suma el hecho de que el alcalde saliente citó a una sesión extraordinaria de la Legislatura Municipal para atender un caso de expropiación de terrenos a varios ciudadanos, caso que data del 2004. Aquí el Municipio tendría que pagarle a dichos ciudadanos la suma de 1,700,000 dólares.


“Obviamente, estos pagos por dichas expropiaciones pudieron haberse hecho muchos años antes de las elecciones pasadas, pero el alcalde saliente esperó a perder para entonces pagar las mismas a escasos días del traspaso de mando, con el deliberado propósito de dejar a la nueva administración sin liquidez para operar”, abundó el alcalde saliente.


Por otro lado, Ramirez Irizarry, reveló que se realizaron unas vistas oculares en varias dependencias municipales para corroborar si el inventario de propiedades que se señala en los documentos provistos concuerda con el inventario físico que se encuentra en las dependencias.


“Lamentablemente el inventario detallado en los documentos no concuerda con el inventario físico existente en las dependencias. Por ejemplo, en los Departamentos de Obras Públicas y Manejo de Emergencias aparecen registrados unos vehículos en los documentos, pero cuando se va a la dependencia municipal dichas unidades se encuentran inservibles, o no están en funcionamiento por algún desperfecto que no se le ha reparado, ni se encuentran vehículos dados de baja. También existen vehículos en la posesion y uso de empleados municipales donde no se puede explicar el paradero y status de dichos vehículos.


Obviamente, Arecibo merece un estatus completo y detallado de en que lugar y en que condiciones se encuentra la propiedad municipal, cosa que no ha surgido con claridad de los datos ofrecidos por la administración saliente en estas vistas de transición”, detalló el alcalde electo.


Por último, Ramírez Irizarry, prometió que toda la información producto de esta transición se hará pública “ya que nuestro pueblo de Arecibo tiene todo el derecho de saber el estatus verdadero y exacto de las finanzas municipales y con cuales recursos se cuenta para administrar nuestra ciudad, tal como lo merece nuestro pueblo”.