• Editorial Semana

Derechos de los animales en el Código Civil 2020

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


En el Código Civil, que entrará en vigor a finales de noviembre de 2020, se incorporó un título relacionado con los animales domésticos y domesticados. La incorporación en el código de los derechos de los animales es un asunto nuevo, ya que los artículos creados para atender esta situación no tienen equivalente en le Código Civil de 1930. Esto se incluye debido a que había un llamado generalizado de nuestra sociedad para que se atendieran asuntos para la mayor protección de los animales.


Comencemos con el Artículo 232 del Código Civil 2020 titulado Los animales domésticos y domesticados. El artículo dispone que los animales domésticos son seres sensibles y define lo que es un animal doméstico y un animal domesticado. El código hace la distinción entre un animal doméstico, que es el que ha sido criado por una persona, convive con ella y necesita de ella para subsistir. El animal domesticado es el que ha sido entrenado para modificar su comportamiento para realizar alguna función de vigilancia, protección, rescate, etc. Además el código expresamente indica que estos animales no son bienes y no están sujetos a embargos. Excluye de este artículo los animales destinados a una industria, actividades deportivas o de recreo.


Continuamos con el Artículo 233, del código mencionado, Deberes respecto a los animales domésticos y domesticados. La nueva ley indica que las personas tienen la obligación de tratar a los animales domésticos y domesticados conforme a su naturaleza. La guarda y las decisiones sobre estos, se atenderán garantizando su bienestar y seguridad física. Este reconocimiento sobre los deberes sobre nuestras mascotas, no tiene ningún equivalente en el Código Civil de 1930. Ciertamente tiene una ambigüedad al no ser claro, lo que quiere decir “conforme a su naturaleza” pero los legisladores han comenzado a darse cuenta de la importancia que tienen los animales en nuestra sociedad. Esta frase se comenzará a definir cuando los jueces comiencen a interpretar el artículo.


El Artículo 234, titulado Animales domésticos y domesticados incluye disposiciones sobre la custodia del animal. En específico el artículo indica que el animal doméstico y domesticado será retenido por quien lo encuentre, sujeto a lo siguiente: (a) la persona que retenga el animal tiene la obligación de notificarle a su dueño si conoce quién es; (b) si no conoce quién es el dueño, debe notificar a la policía del encuentro del animal; (c) si el dueño no aparece en un mes, la persona que lo encontró lo puede retener como nuevo dueño; (d) si el dueño aparece, debe pagar por los gastos hechos para beneficiar al animal. El nuevo código habla de la custodia del animal que es algo nuevo, ya que no se hablaba de los animales en esos términos. Podemos observar algunas ambigüedades en este articulado también, ya que no define los gastos que tendría que reembolsar el dueño una vez aparezca.


El último artículo que atiende la situación de los animales es el Artículo 235, Adjudicación judicial sobre deberes de protección y cuidados. Este artículo presenta algo novel en nuestro derecho civil; el mismo indica que cuando se de una separación o divorcio de la familia dueña del animal, si las partes no llegan a un acuerdo, le corresponde a los tribunales adjudicar la custodia. De la misma manera, el tribunal tiene que establecer la manera en que se relacionará la otra parte con ese animal doméstico o domesticado. El tribunal tomará su decisión basándose en el mejor interés de los miembros de la familia y el bienestar y seguridad de la mascota. Además el tribunal puede imponer a cualquiera de las personas no custodias del animal, que compartan con él una aportación económica para satisfacer las necesidades básicas del animal. Esto es algo absolutamente novel para nuestra sociedad. Estaremos pendientes de la manera en que se comenzará a interpretar este artículo por los tribunales y las controversias asociadas. Es la primera vez que se establece el equivalente a una pensión alimentaria para las mascotas.


Como pueden observar, el Código Civil nuevo trae nuevos elementos en el derecho de los animales y los mismos son un avance grande. Es importante que los amantes de los animales conozcan estas nuevas disposiciones y estemos pendiente a la manera que se comenzarán a interpretar. Estos artículos son un comienzo para educar a las personas sobre la importancia de los animales en nuestra sociedad.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, búsquenos en Facebook, visite nuestra página web: www.estudiolegal-pr.com. Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Entradas Recientes

Ver todo

Las reposesiones de vehículos de motor

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno La situación económica que atraviesa el país afecta a muchas personas en cuanto a cumplir con sus obligaciones financieras. Una de las deudas que tienen la mayoría

Los embargos en Puerto Rico

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno La difícil situación económica por la que atraviesa nuestro país fomenta que muchas personas quieran orientarse sobre los procesos y gestiones de cobro y cómo prot

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png