• Editorial Semana

Designan parque en Yabucoa con el nombre de Berto Castro

Por: Editorial Semana, Inc.


El gobernador Pedro Pierluisi convirtió en ley con su firma la Resolución Conjunta del Senado 34, para designar el parque de béisbol en la comunidad de Playita Arriba en Yabucoa, con el nombre de Adalberto “Berto” Castro Díaz, quien nació en ese mismo barrio el 15 de enero de 1940, en el barrio Playita de Yabucoa. Fueron sus padres el señor Juan Castro y la señora Agustina Diaz. Casado con Amparo Hernández y Padre de 6 hijos: Juan, Luis, Carlos, Harry, Maylee y Berty. Curso sus grados primarios en la escuela del Bo. Playita. Obtuvo un grado de maestro en hojalatería y pintura en la escuela vocacional de Fajardo y ejerció por varios años en la misma. Luego trabajó por cuenta propia en un garaje donde se ubicaba la RJ Reynolds hasta que llega al barrio Candelero Arriba, donde establece con éxito una gasolinera.


Se integra al béisbol desde temprana edad guiando la guagua que transportaba a los peloteros a jugar fuera de Yabucoa. En los años 70 se hizo apoderado del béisbol clase A local, Liga Jerry Morales del equipo de Playita, logrando varios campeonatos. Es pionero en Yabucoa del béisbol Clase A estatal. Comienza en el béisbol de pequeñas ligas haciéndose cargo de todas las categorías del barrio playita incluyendo el Softball Femenino. En 1980 entra al béisbol doble AA juvenil y funda el equipo de los Azucareros. En 1981 funda el equipo Yabucoa Lions del béisbol de la Coliceba, pero ante el poco respaldo a la franquicia, la misma fue cancelada, en 1982 funda en Yabucoa el equipo de la Legión Americana junto al señor Pedro Muñoz Jimenez. Permanece en la doble A Juvenil y Legión hasta que en el 1985 aparece la Liga Félix Millán de la cual es también fundador del equipo de Yabucoa.


En el 1987 adquiere el equipo de los Azucareros de Yabucoa en el béisbol doble AA logrando tres títulos Nacionales de forma consecutivas en los años 1994, 1995 y 1996, estableciendo marcas de asistencia que aún perduran en la federación de béisbol aficionado de PR. Digna de admiración es la marca de asistencia de la legendaria Serie Final Nacional del 1994 frente a los Toritos de Cayey, donde en el séptimo y decisivo juego pagaron 12,450 fanáticos pero en el Estadio Hiram Bithorn habían sobre 18,000 personas, en esa serie pagaron sobre 51,000 personas, marca muy difícil de igualar o superar. Sin duda alguna Yabucoa fue líder absoluto de asistencia en la década del 90, fluctuando la fanaticada entre 15,000 a 20,000 en el torneo regular.


Desde el 1993 al 1997 el equipo logró el primer lugar de la Selección Este y en 1998 logran el SubCampeonato Nacional. Berto, estuvo al frente de la franquicia más exitosa de la década en el béisbol doble AA. Las actuaciones y logros de Yabucoa en el béisbol doble AA en los años 80 y 90 generaron tanto entusiasmo que la fanaticada motivó primero la construcción y luego las subsiguientes ampliaciones del atractivo estadio Félix Millán, cuyo sabor azucarado le ha ganado el nombre de nuestro “Sugar Don”. Berto consideró al igual que todos un hecho muy importante el haber logrado tres títulos nacionales consecutivos en la década y expresó admiración por Juncos que logró esa hazaña en el 1989, 1990, 1991. Mencionó como uno de los momentos más emocionantes su primer campeonato en el 94 y posteriormente el recibimiento de Yabucoa en la Fortaleza.


En el 1998 es Exaltado al recinto de los Inmortales por la federación de béisbol aficionado y seleccionado como uno de los ejecutivos del año en 1990, 1994, 1995,1996. Berto Castro y su legado como gran ejecutivo del béisbol doble AA es orgullo de todos los yabucoeños, pero más aún su sentido de sencillez y humildad en el comportamiento de sus ejecutorias, siempre servirá de ejemplo para los apoderados del béisbol doble AA.


Siempre que el pito sonoro de la central Roig se escuche como grito de combate de este béisbol apasionado y matizado con el canto del coquí, Yabucoa sentirá como un gran orgullo por los logros de su equipo y las ejecutorias del “Azucarero Mayor” por encaminarlos.