top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Discurso de Rubén Berrios en Claridad


Por: Prof. Luis Dómenech Sepúlveda


¿Qué hacer ante los Nuevos Tiempos? Parte III


[Luego de las elecciones de 1932 en la cual la gran mayoría de los independentistas optaron por darle su voto al Partido Liberal, don Pedro, convencido de que el método electoral estaba agotado, y proclamando que “la patria es valor y sacrificio”, optó por el método de la Constituyente y de la acción directa y revolucionaria. Su objetivo era claro: causarle una crisis a la colonia y obligar a Estados Unidos a reconocer nuestra independencia, tarea que el Partido Liberal era incapaz de acometer.


Ante el fervor y la militancia independentista en la década de 1930, en medio de la depresión y luego de la subida al poder de Hitler en Alemania en 1933, Estados Unidos, ante el temor de perder su colonia, acudió a su estrategia básica para mantener su dominio: por un lado, la represión contra el independentismo y, por otro lado, el incremento de la dependencia económica de los sectores más desposeídos de nuestro pueblo. Es decir, “reprímelos” pero “tírales con algo”.


Solo hay que recordar los programas federales de la PRRA y la PRERA de la década del 30, con un presupuesto mucho mayor que el presupuesto de Puerto Rico y al mismo tiempo, la persecución inmisericorde contra el independentismo. Estados Unidos y sus colaboradores en Puerto Rico sembraron el terror que culmino con la Masacre de Ponce en 1937 en que fueron acribillados 21 patriotas desarmados y más de 100 heridos. En contraste, debo decir que la Masacre de Boston, que precipitó la independencia de Estados Unidos, tuvo un saldo de 5 muertes. (Algunos historiadores afirman que se dio a raíz de una trifulca de borrachos). No conforme con ello, luego de un juicio amañado, Estados Unidos desterró a don Pedro Albizu Campos condenándolo a 10 años en la cárcel de Atlanta. En ese juicio don Gilberto Concepción de Gracia fue abogado de don Pedro.


En la década del 30 se repetía la historia. Existía la perseverancia y la voluntad de nuestro pueblo, pero en el horizonte estaba la Segunda Guerra Mundial y Puerto Rico se tornaba nuevamente indispensable para los intereses estadounidenses. Una vez más las tempestades y las corrientes desviaban el barco de su rumbo a la libertad. Una vez más, la voluntad y la constancia independentista estaba presente, pero el momento histórico no era el oportuno.


En 1938 se fundó el Partido Popular, cuyos líderes predicaban “la independencia a la vuelta de la esquina”. Prometían que tan pronto acabara la guerra, se lograría la descolonización. Pero la Segunda Guerra Mundial terminó y la descolonización no llegó. Lo que llegó fue el viraje histórico del liderato del Partido Popular.


En 1945, comenzó la llamada Guerra Fría. Y, una vez más, Puerto Rico se convirtió para Estados Unidos en su indispensable bastión geopolítico y militar. Fue entonces que el Partido Popular y EEUU instauraron la colonia por consentimiento a la que llamaron Estado Libre Asociado…] (Continuaremos)

8 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page