top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Educar para la responsabilidad




Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Reflexionando sobre la importancia de educar en valores, repaso el valor de formar a nuestros niños y jóvenes para la responsabilidad.


La responsabilidad es un valor y cualidad humana que refiere al cumplimiento de las obligaciones que se contraen en diversos ámbitos. En una sociedad se espera que las personas actúen de forma responsable, ejerciendo sus derechos y desempeñando sus obligaciones como ciudadano, padres, hijo, empleado, obedeciendo en muchos casos a cuestiones éticas y morales definidas por la misma sociedad.


La responsabilidad es la capacidad de cumplir con las obligaciones, de dirigir nuestra conducta, aunque nos suponga un esfuerzo mayor.


La responsabilidad es asumir las consecuencias: de los actos que llevamos a cabo, sobre las decisiones que tomamos ya sea sobre uno mismo como hacia los demás. Y cuando aprendemos a ser responsables es cuando reconocemos que todo lo que hacemos repercute en los otros, pues vivimos en sociedad. Como decimo en Puerto Rico, reírles las gracias a los niños es algo que requiere medirse, pues toda gracia que represente un acto que en un futuro debe corregirse, no contribuye a educarlos hacia la responsabilidad. La responsabilidad se enseña desde pequeños.


Nadie es responsable de hacernos sentir felices, somos nosotros quienes debemos trabajar por nuestra felicidad día a día y encontrar eso que nos está haciendo falta para sentirnos alegres, satisfechos y plenos. Debemos enseñar a nuestros niños y jóvenes y aplicárnoslo como adultos, que no podemos depender de lo que otros hagan o digan para ser felices y mucho menos condicionar a algo material, a un estatus social o a un sueño o quimera nuestra felicidad.


Enseñar a ser responsable a nuestros niños y jóvenes requiere un ambiente que les ofrezca información sobre: Que esperamos que hagan, mostrarles los pasos a seguir, valorar las opciones cuando han de elegir y las consecuencias de cada una de ellas. Debemos educar para hacerles ver el valor del esfuerzo como algo positivo, reconocerles la capacidad de valerse por si mismos y de poder enfrentarse a las dificultades y conocer el valor de las cosas.


Los expertos en el tema nos dicen que cuando educamos para la responsabilidad debemos conocer que entre los enemigos que debemos de evita para educar en el valor de la responsabilidad esta: hacerles las cosas en lugar de enseñarles y/o ayudarles, creer que no es capaz de hacerlas, responsabilizarnos de sus obligaciones y exigirles excesivamente, porque la responsabilidad se mide según la edad y capacidad del ser humano.


Es importante reconocer que el niño es responsable cuando realiza sus tareas habituales, no echa la culpa a los demás es capaz de escoger entre diferentes alternativas, puede tomar decisiones distintas a sus amigos, conoce y respeta los límites, lleva a cabo lo que dice que va a hacer y reconoce sus errores. ¿Cómo promover la responsabilidad?: siendo coherentes y firmes y no siendo arbitrarios y concretando las consecuencias, asígnales tareas en el hogar de acuerdo con su edad, deja que ellos solos cumplan con su responsabilidad, muestrales las ventajas de ser responsables, facilítales y dales confianza, felicítale cuando cumplan y si se equivocan, anímalo y enséñale la forma correcta y edúcales con tu ejemplo.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Leah

Comentarios


bottom of page