• Editorial Semana

El Día Internacional del Planeta Tierra


Por: Félix Tomás Miguel Aponte

Editorial Semana, Inc.


La celebración del Día Internacional de la Madre Tierra o Día Internacional del Planeta Tierra, así como la Semana de la Tierra, cobra más vigencia que nunca ante la urgencia de un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta.


La Organización de las Naciones Unidas (ONU), expone ante esta realidad: “La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas.

Ahora nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema”(https://www.un.org/es/observances/earth-day, 2021).


Igualmente, la entidad crea conciencia sobre el cambio climático, los cambios provocados por el ser humano en la naturaleza. Además, sobre “los crímenes que perturban la biodiversidad como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre. Estos pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos o zoonóticas.


“Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva”, prosigue el mensaje de la ONU.


Sobre los orígenes de esta celebración, cabe destacar que hubo un antecedente en 1945, en el que Morton Hilbert y el U.S. Public Health Service (Servicio de Salud Pública de EE. UU.), organizaron el Simposio de Ecología Humana, para realizar una conferencia y organizar una asamblea o conferencia ambiental para que estudiantes escucharan a científicos hablar sobre los efectos del deterioro ambiental en la salud humana.


No obstante, la primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970, promovida por el senador y activista Gaylord Nelson, para crear una agencia ambiental. En dicha convocatoria participaron dos mil universidades, diez mil escuelas (primarias y secundarias) y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinadas a la protección del ambiente.


En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente. La Cumbre de la Tierra de Estocolmo cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales.


Sobre la fecha del 22 de abril, Nelson escogió la misma para maximizar la participación en las universidades y favorecer un encuentro entre maestros y alumnos. Determinó que la semana del 19 al 25 de abril era la mejor apuesta, ya que esta no coincidía con los exámenes o las vacaciones de primavera. Tampoco tendría conflicto con celebraciones religiosas como la Semana Santa y la Pascua o Pesaj.


Señaló que el término “Día de la Tierra”, era “un nombre obvio y lógico”, sugerido por “ciertas personas” en el otoño de 1969. Afirmó que un amigo suyo estuvo en el campo de las relaciones públicas y un ejecutivo de publicidad de New York”, Julian Koenig,quien había estado en el comité organizador de Nelson en ese año.


Recordó que la idea se le ocurrió a Koeing por la coincidencia entre su cumpleaños y el día escogido, el 22 de abril; en inglés, Earth Day (Día de la Tierra) rima con birthday (cumpleaños), la conexión parecía natural.​


Aunque otros nombres circularon durante las preparaciones, como el National Environment Teach-In (Encuentro Nacional del Medio Ambiente, el coordinador nacional, Denis Hayes, usó el término Día de la Tierra en sus comunicados. La cobertura de prensa del evento fue prácticamente unánime en el uso del término Día de la Tierra, así que el nombre se quedó.​


En esta fecha, más de 1,000 millones de personas en 190 países participan anualmente en diversas ciudades del mundo, ya sea vistiéndose de verde en manifestaciones por la Tierra, sembrando árboles, limpiando sus comunidades y contactándose con sus representantes políticos en defensa del medio ambiente. (https://elblogverde.com/dia-de-la-tierra-como-celebrarlo/).


Por otro lado, nos corresponde realizar diferentes actividades en nuestra ciudad, comunidad o pueblo a modo de celebración para unirnos en el cuidado del planeta.