• Editorial Semana

El derecho de relacionarse los padres con los hijos

Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


En la época de celebraciones de días festivos surgen numerosos conflictos entre padres que tienen hijos en común pero no residen juntos. Es natural que los padres deseen compartir con sus hijos en la época navideña y en muchas ocasiones surgen conflictos que se deben atender para que este tiempo del año sea armonioso para todos. En este año en particular, se añade la particularidad de la pandemia que ha limitado el compartir familiar tradicional. Es muy común, cuando la comunicación y la relación entre los padres separados no es la mejor, que se generen conflictos en los días que el padre no custodio compartirá con sus hijos.


Cuando los padres pasan por un proceso de divorcio o separación, se debe determinar quién retendrá la custodia de los hijos menores de edad y establecer un plan de relaciones filiales para el padre no custodio. Si hay una determinación de un Tribunal o acuerdo escrito, ese plan de relaciones filiales usualmente incluye unas disposiciones de cómo se atenderán los derechos de los padres y los niños en las festividades navideñas. Si no hay un acuerdo surgen situaciones conflictivas si no existe buena comunicación entre los padres.


En consideración de la situación de la pandemia, ambos padres deben hacer un esfuerzo considerable de mantener las relaciones cordiales y de la misma manera que están establecidas. Cada padre debe vigilar y asegurarse de brindarle a sus hijos las protecciones y guías necesarias para evitar situaciones de riesgo por la emergencia del COVID-19.


Los hijos menores de edad tienen derecho a tener una relación saludable y estable con cada uno de sus padres. El padre que no reside con los menores tiene el derecho a relacionarse con sus hijos. Estas relaciones son importantes para asegurar el desarrollo y la estabilidad emocional de esos hijos menores de edad. Existe una presunción de que relacionarse con el padre no custodio es para el mejor bienestar del menor. Si no existe un plan entre los padres, o el plan existente se ha visto interrumpido, se debe acudir al tribunal para que se establezca un plan de visitas o se reanuden el existente.


Lamentablemente existen padres que desean alejar a los hijos menores de edad del otro padre. Estos padres entorpecen los días de visitas del otro padre tomando acciones como: organizar actividades con los hijos durante el periodo de visitas con el otro padre, desvalorizar el otro padre frente a sus hijos, no informar las actividades de sus hijos o citas importantes o tomar decisiones sobre sus hijos sin consultarles al otro padre, entre otras. En la actualidad se utiliza el pretexto de la pandemia para interrumpir las visitas que tienen derecho los padres e hijos, cuando no viven bajo el mismo techo. Cuando esta conducta de separar o interrumpir relaciones filiales es persistente se conoce como la Enajenación Paternal. Si un padre es víctima de esto, para evitar que los lazos afectivos entre sus hijos y él sean destruidos, es importante que se acuda al tribunal para detener esta conducta.


Debemos recordar que el padre no custodio es el que tiene el derecho de relacionarse con sus hijos menores de edad, pero este derecho es voluntario. Los tribunales no pueden obligarlo a ejercer este derecho. Los menores deben estar en un ambiente agradable y seguro para su mejor bienestar, si el padre no desea establecer estas relaciones, las mismas no se llevarán a cabo.


A raíz de las diferencias y circunstancias que existen entre las parejas, las situaciones que pueden surgir con los hijos menores de edad pueden ser diversas. Lo correcto es que los menores y los padres deben tener tiempo para relacionarse y compartir de manera regular y en los días festivos. Si no se da esta relación de una manera regular, debe asesorarse legalmente para explorar qué alternativa puede ayudarles a que se pueda dar una relación estable con sus hijos.


La información brindada en este artículo, es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno, al 787-603-5199, o visite nuestra página web: www.estudiolegal-pr.com.