top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

El fin de los tiempos


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Esta semana continuamos viviendo y enfrentando los resultados de los eventos de fuertes lluvias que hemos tenido recientemente. Con ellos todos nuestros entornos, costas y montañas se han transformado. Tal parece que la isla como su gente, ha envejecido y ya no tolera el impacto de eventos que requieren de una mayor resistencia y fortaleza física.


Nuestras montañas se derrumban, por más sólidas e imponentes que parezcan, escorrentías nunca antes vistas, ríos que buscan su cauce original o que rompen por donde nunca antes lo habían hecho. Cantidades de agua históricas unas y sobre lo normal o a lo que acostumbrábamos otras. Situaciones todas, que han hecho mostrar a un país cada vez más vulnerable a cambios e impactos atmosféricos que dejan como consecuencia daños que perjudican la seguridad y calidad de vida de muchos ciudadanos.


Hace años que yo escuchaba decir, que tanto pozo séptico y tantas construcciones si una debida planificación en lomas y montañas, dejarían ver en algún momento, el efecto que producían. Me pregunto si llegó el momento. Cuando en esto pienso, no responsabilizo solo a los que las construyeron, sino también a todos los gobiernos que, en un país con tanto talento, no se haya buscado soluciones bien pensadas pero ágiles a su vez. Pues por culpa de tanta burocracia de mil papeles, cobros y peros, la gente busca lo más fácil y económico sabiendo ya que algo estas situaciones climáticas también han dejado ver, es la pobreza oculta que existe en llanos y montañas de nuestro país.


A lo anterior tenemos que añadir, las muchas decisiones erráticas que a nombre del progreso se han tomado y a muchos ahora están impactando y ni hablar de la extrema confianza y en algo falta de temor o respeto a la fuerza de la naturaleza y su poder que puede ser destructor.


Y hablando de esa fuerza, permítanme recordar como en el huracán María, en Caguas, las inmensas y fuertes torres de luces del parque Idelfonso Solá Morales las vimos caer, enroscadas y de cara al suelo quedaron y fue lo que vimos como resultado del poder de aquel monstruo llamado huracán María, que nos azotó con tanto poder. De esto, les comparto que en estos días pude disfrutar de la reinauguración de estas facilidades, ver renovado el parque y sin huellas de aquel inmenso impacto, para los fanáticos de los Criollos, fue lindo y emocionante.


Ahora llueve y sin duda, siempre ha llovido, pero tan corrido y con tantas cantidades de agua, no sólo en Puerto Rico, sino en diversas partes del mundo la Naturaleza se ha transformado y se manifiesta de modo poco común. Hemos perdido, puentes, carreteras, hogares y negocios, pero lo peor es perder la seguridad y, lo con esfuerzo construido.


Hablamos de reinventarnos y me pregunto, si el mundo se está reinventando. Se habla del fin de los tiempos y me pregunto, si el mundo está reclamando el fin de los tiempos de las malas decisiones, de destruir y atentar contra la naturaleza, el fin de los tiempos de falta de conciencia ambiental y social, en fin, el fin de todo aquello que lastima nuestra Tierra y a los que en ella vivimos.


4 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page